Huelga 21F: Mucho ruido por la mañana, mucha gente por la tarde

Cataluña vivió este jueves la segunda huelga general en defensa del proceso independentista. Convocada por medio centenar de entidades y sindicatos soberanistas tuvo un seguimiento inferior a la que se vivió el pasado 3 de octubre de 2017. Por la mañana pocos manifestantes protagonizaron más de un altercado y por la tarde una multitud de gente llenó las calles de las cuatro capitales catalanas de manera pacífica

Huelga 21F: Mucho ruido por la mañana, mucha gente por la tarde
detalle de los manifestantes que han cortado la Avenida Diagonal de Barcelona durante la huelga del 21F (ver vídeos más abajo)

El 21 de febrero de 1919, en el marco de la huelga general de la “Canadiense”, tuvo lugar un parón general de las empresas eléctricas de Barcelona que dejó a oscuras a la ciudad durante 24 horas. Ese día el 70% de la industria catalana se vio obligada a parar su actividad. Ahora 100 años más tarde, el sector independentista parece haber escogido este día como referente para organizar la huelga general convocada por el sindicato Intersindical-CSC.

Una huelga en protesta por el juicio del ‘procés’ que se celebra en el Tribunal Supremo, una jornada que cuenta con el apoyo de medio centenar de entidades soberanistas y el aval del Govern, que ha suspendido su agenda política pública por esta convocatoria.

Seguimiento mayoritario de los estudiantes

Los sindicatos convocantes hacen una valoración bastante positiva del seguimiento en todo el territorio catalán, mientras los portavoces de la Intersindical-CSS, USTEC y el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC) coinciden en destacar el seguimiento en el sector estudiantil.

De hecho, este sector es el que protagonizó más altercados a lo largo del día. Según cifras oficiales, el seguimiento en las universidades públicas ha sido del 67%.

Pero, a pesar de las buenas valoraciones, reconocen que los ejes comerciales de las grandes ciudades, los museos, el aeropuerto de Barcelona y las empresas nacionales e internacionales funcionaron con normalidad durante toda la jornada. Por lo que muchos consideran un seguimiento moderado.

Primeras incidencias en carreteras y transporte público

Si en 1919 los manifestantes pararon la actividad de los tranvías, el modus operandi 100 años más tarde no ha diferido demasiado. Como en ocasiones anteriores, los más madrugadores fueron los miembros de los CDRs (Comités de Defensa de la República), que desde primera hora de la mañana cortaron varias decenas de vías en todo el territorio, muchas de ellas con la quema de neumáticos.

Entre las vías afectadas también se incluyen las principales calles de la capital catalana. La AP-7 fue, una vez más, la vía catalana más afectada.

Según el Servicio Catalán de Tráfico (SCT), el tráfico en las entradas y salidas del área metropolitana de Barcelona cayó este jueves un 11,4 % entre las 06.00 y las 09.30 horas con relación a cualquier otro jueves debido a la afectación de la huelga general. Aun así, los cortes en las carreteras fueron muy intermitentes a lo largo de la mañana hasta bien entrada la tarde.

En este sentido, los Mossos d’Esquadra desplegaron un fuerte dispositivo por todo el territorio para poder atender todas las incidencias que se producían en las vías catalanas. Los agentes de la policía autonómica tuvieron que hacer uso de la fuerza, en más de una ocasión, para poder desalojar a los manifestantes de las carreteras y poder reanudar la circulación de las vías afectadas. Incluso en los casos que había pocos manifestantes, estos lograron paralizar la circulación.

El tráfico ferroviario también se vio afectado por las acciones de los CDR, que cortaron la circulación de trenes entre Sitges y Vilanova (Barcelona) y ocuparon la estación de Plaza Cataluña durante más de una hora. Por su parte, el Metro de Barcelona funcionó con normalidad y los convoyes circularon con frecuencias similares a las de cualquier otro día laborable.

Unos 500 manifestantes lograron cortar el acceso al Puerto de Tarragona, donde se produjeron momentos de tensión con los Mossos y otro grupo se manifestó ante los juzgados de Girona.

Primera gran movilización a mediodía

A las 12h del mediodía las entidades organizadoras convocaron diferentes marchas en las 4 grandes ciudades catalanas. La que más seguimiento tuvo, como era de esperar, fue la de Barcelona. Según la Guardia Urbana, unas 13.000 personas (la mayoría de ellas estudiantes) se concentraron en Plaza Universidad en protesta con el juicio del “procés”.

Entre los concentrados se encontraban algunos diputados soberanistas, como Francesc de Dalmases y Anna Tarrés (JxCat), el alcaldable de ERC por Barcelona, Ernest Maragall, la exdiputada de la CUP Mireia Vehí, así como el vicepresidente de la ANC, Josep Cruanyes.

Barcelona, en general, fue el principal foco de tensiones durante toda la mañana. A parte de las cargas policiales que se produjeron en las carreteras catalanas, con tal de restablecer la circulación de éstas, los agentes de la policía catalana también cargaron contra un grupo de estudiantes que les arrojaron objetos a su salida de la estación de plaza Cataluña.

Con todo, cuatro personas fueron detenidas y otras 37 atendidas por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) en diversos incidentes ocurridos en Cataluña. De los cuatro detenidos, uno fue en Barcelona por pegarle un puñetazo a un Mosso, otro por lanzar objetos a los agentes en Gurb (Barcelona), y otras dos personasen Tarragona cuando intentaba cortar la AP-7.

De las 37 personas atendidas, en las que se incluyen a siete Mossos y a un periodista de TV3, se han tenido que realizar diecisiete traslados a centros sanitarios, aunque todos los afectados presentan “lesiones leves” y una de ellas “menos grave”.

Las imágenes demuestran que la huelga de la mañana tuvo bastante seguimiento, pero a excepción de la manifestación de mediodía en Barcelona, los grupos de actuación han sido muy reducidos y dispersos. Aun así, por pocos manifestantes que se reunieran, muchos de ellos han sido capaces de cortar calles del calibre de la Diagonal de Barcelona.

Tarde multitudinaria y pacífica

Tarde tranquila con movilizaciones multitudinarias, de nuevo, en las 4 capitales catalanas. Según cifras oficiales, se reunieron 40.000 personas en Barcelona (200.000 según los organizadores), 70.000 en Girona, 10.000 en Lleida y 4.000 en Tarragona.

A excepción de accidentes aislados donde se quemaron contenedores, las marchas transcurrieron con tranquilidad y pacifismo. Al llegar al lugar de los parlamentos en Barcelona, donde estaba previsto que hablasen Martí Anglada, Estel Solé, David Fernández y Anna Sallés, se pudieron escuchar gritos de “Buch dimisión”.

De nuevo, el consejero de Interior es protagonista de los cánticos de los manifestantes, al no agradar su actuación ante los disturbios del día.

Con todo, la percepción de la jornada fue diversa. Mientras organizadores y entidades celebran el seguimiento masivo en muchos puntos del territorio, otros creen que el seguimiento fue muy disperso y modesto, muchos sectores siguieron sus jornadas laborales como cualquier otro día. Por la mañana pocos hicieron mucho ruido y por la tarde muchos pasearon pacíficamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here