Herido y detenido el octogenario atrincherado con dos escopetas en Valladolid

Los sanitarios atienden al sujeto, que ha permanecido más de cuatro horas en su terraza del barrio de Delicias empuñando dos armas y efectuando disparos al aire.

Herido y detenido el octogenario atrincherado con dos escopetas en Valladolid
El GEO ha conseguido detener al hombre,tras un intercambio de disparos | ET

Agentes del GEO han conseguido reducir con vida al hombre que durante más de cuatro horas ha permanecido atrincherado en su terraza de la calle Embajadores de Valladolid, empuñando dos escopetas, al parecer de caza, y efectuando disparos al aire que han sorprendido a los transeúntes que volvían del paseo permitido de 06.00h a 10.00h de la mañana. 

El hombre, de 83 años y no 75 como había publicado este medio en un inicio, ha aterrorizado a los vecinos del barrio de las Delicias de la capital vallisoletana desde primera hora de la mañana. «Los tiros empezaron pasadas las 09.00 de la mañana de este domingo y se intensificaron sobre las 10.00h», ha explicado una vecina de la calle Embajadores de Valladolid, en exclusiva a eltaquigrafo.com 

Tras dar el grito de alarma, de forma inmediata, han aparecido agentes de la Policía Local, la Policía Nacional y, más tarde, varias dotaciones del Grupo Especial de Operaciones (GEO). 

Herido en un brazo y detenido 

El varón, con dos escopetas de caza en mano, ha realizado varios disparos desde su terraza, situada en un quinto piso, sin provocar ningún herido. Después de que un negociador de la Policía Nacional y un familiar del octogenario intentaran sin éxito que se entregara a los agentes, los agentes del GEO han acudido al edificio para proceder a su detención. El sujeto, que ha resultado herido en un brazo tras un intercambio de disparos con los agentes, fue atendido por los sanitarios y trasladado al Hospital Clínico.

La Policía Nacional cortó la calle y el GEO ha rodeado el edificio hasta acceder al tejado del inmueble, desde donde han mantenido la negociación, antes del intercambio de tiros, como ha indicado una vecina a este medio. El hombre estaba perfectamente localizado por los agentes y seguía empuñando las armas, «al parecer muy nervioso», apunta la testigo. 

Pedía cosas incoherentes 

Según la Policía, el hombre (viudo y con cuatro hijos, vive solo en su hogar) ha tenido varios enfrentamientos con los vecinos y les pedía cosas incoherentes como, por ejemplo, una escalera. A pesar de sus esfuerzos para disuadirle, continuó asomado a su terraza empuñando las armas y subiendo y bajando una manta. De hecho, sobre la una y media de la tarde, efectuó otro disparo al aire.

El edificio, además, está situado en una zona altamente frecuentada al haber algunos comercios abiertos. Al principio, como relata la vecina a este medio, los paseantes no sabían bien de dónde provenían los disparos hasta que, al percatarse, se ha generado una situación de auténtico caos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here