Henri Toulouse-Lautrec aterriza en el Cercle Artístic de Barcelona

El Reial Cercle Artístic de Barcelona presenta una nueva exposición, esta vez sobre uno de los artistas más bohemios del Paris del siglo XIX, Henri Toulouse-Lautrec. “El mundo del circo y personajes de Montmartre” es la muestra que se expone en el Cercle hasta el próximo 19 de septiembre

Desde lo más alto de la ciudad de Paris, alejado de los áticos de ensueño, la burguesía con sus vestidos bordados en oro y los café ou lait cargados de espuma de los Champs-Elysees; se levanta el barrio más peculiar, bohemio y mágico de la capital francesa: Montmartre. A sus pies, el reconocido y popular Moulin Rougeya daba entonces la bienvenida a un distrito conocido por ser refugio de artistas de todo tipo, locos, personajes desahuciados de la aristocracia parisina y prostitutas.

La vida del Montmartre del siglo XIX reunía, pues, el equilibrio perfecto de locura, arte, amor y libertinaje. Un lugar ideal para alguien como Henri Toulouse-Lautrec. El artista bohemio, huyendo de sus cimientos aristócratas, los mismo que lo habían marginado, encontró en este lugar un bonito cobijo donde refugiarse entre lo que él consideraba “sus iguales”.

Henri Toulouse-Lautrec

Pintor, caricaturista, cartelista y bohemio. Toulouse-Lautrec centró buena parte de su obra artística en retratar a los personajes más excéntricos, vecinos y transeúntes del barrio que se había convertido en su hogar.

Él mismo se consideraba un cronista social a través de la pintura. Y razón no le faltaba, pues gracias a su obra artística, hoy en día se pueden conocer algunos de los personajes más excéntricos del Paris bohemio de la época. Retratos a bolígrafo o a lápiz, de líneas exageradamente finas, que beben de la fotografía y la espontaneidad y que hoy en día se pueden ver en varias de las salas de exposiciones del Reial Cercle Artístic de Barcelona.

publicidad

Del 22 de junio al 19 de septiembre

Desde el pasado martes 22 y hasta el 19 de septiembre, las salas de exposiciones de la planta cero del Cercle, a pie de calle Arcs de Barcelona, vestirá las obras de Lautrec, en un espacio creado acorde con la magia pícara del artista. En dicha exposición de paredes verdes y luz tenue, se pueden encontrar desde sus bocetos y retratos improvisados hasta algunos de los trabajados y codiciados carteles publicitarios que también pintó.

La mayoría de las obras relacionadas con los personajes de circo que Lautrec conoció en su barrio de acogida fueron retratados en una época muy concreta de su vida cuando el artista se encontraba en un sanatorio mental. Buena parte de la obra que nació ahí es la que ahora se expone en las salas Güell y Gòtic del Reial Cercle Artístic.

Inauguración por todo lo alto

El presidente de esta emblemática institución artística, Josep Fèlix Bentz, fue el encargado de inaugurar la llegada de la obra de Henri Toulouse-Lautrec al Cercle. Acompañado de Guillermo Muñoz y Jesús Rodríguez (de BMR Cultura), Rosa Perales Piqueres (la Comisaría de la exposición) y Lluísa Moret, (Vicepresidenta de la Diputació de Barcelona), la velada se celebró entre socios y curiosos que se asomaron al patio del palacio Pignatelli.

La guinda del pastel la aportó la diseñadora Bibian Blue que vistió a dos modelos con atuendos típicos de finales del siglo XIX representando en vivo y en directo el ambiente parisino que Lautrec vivía a diario. La fiesta se remató con una merienda en el rooftop del Cercle y se comió coca, aprovechando la vigilia de la verbena de San Juan. La obra, que podrá visitarse hasta el próximo 19 de septiembre, forma parte de la oferta cultural que el Reial Cercle Artístic ofrece tanto para sus socios como para vecinos, turistas o visitantes espontáneos.

La apuesta firme y continuada del Cercle por engrosar la oferta cultural de la ciudad de Barcelona es un hecho que demuestra la sincera voluntad de esta institución de convertirse en un referente artístico de la capital catalana y de todo el país.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here