Golpe policial a un grupo de ladrones de domicilios asentado en Catalunya

Los investigadores de los Mossos vinculan a este grupo con hasta ocho robos con fuerza en domicilios de las comarcas del Maresme y el Baix Llobregat y en las ciudades de Barcelona y Platja d'Aro (Girona).

Golpe policial a un grupo de ladrones de domicilios asentado en Catalunya
Los Mossos han detenido a los tres integrantes del grupo / CME

El equipo OIKOS de la región policial Metropolitana Norte de los Mossos ha logrado desarticular una banda de ladrones asentada en Catalunya. Los investigadores les atribuyen hasta ocho robos con fuerza en domicilios de las comarcas del Maresme y el Baix Llobregat y en las ciudades de Barcelona y Platja d’Aro (Girona).

Las primeras averiguaciones

Los hechos se remontan al febrero de este año, cuando los agentes del grupo OIKOS – equipo de trabajo conjunto que aglutina policías del Área de Investigación Criminal y de seguridad ciudadana – detectaron la presencia de un grupo criminal muy activo en la comisión de delitos contra el patrimonio, asentado en la demarcación de Barcelona.

Ante estas primeras impresiones se inició una investigación, la cual permitió constatar que el grupo investigado se desplazaba con coches de alquiler, principalmente en horario nocturno, escogiendo urbanizaciones del extrarradio barcelonés, donde consumaban los delitos. Los miembros de este grupo seleccionaban casas unifamiliares, sin vecinos cerca. Accedían escalando hasta las plantas superiores y forzaban puestas o ventanas para colarse en el interior. Una vez dentro buscaban los objetos de valor: priorizando joyas y dinero en efectivo.

publicidad

La explotación del caso y su detención

El modus operandi empleado en todos los casos permitió relacionar unos hechos con otros y el avance de la investigación constató que se trataba del mismo grupo.  Una vez confirmaron la identidad de los sospechosos, y ante la escalada de su actividad delictiva, el pasado 12 de mayo se organizó un dispositivo para localizarlos y detenerlos.

Las pesquisas los condujeron hasta una urbanización de Castell-Platja d’Aro (Girona), bastante alejados de su habitual zona de actuación. Los pillaron después de haber asaltado tres domicilios de esa urbanización en una sola noche. Durante el registro y cacheo se intervinieron gran cantidad de herramientas para forzar puertas y ventanas (destornilladores y radiales), walkie-talkies, así como guantes, gorras y pasamontañas. También pudieron recuperar una bolsa con dinero procedente de uno de los robos de la noche.

A raíz de la detención, en total de tres hombres, los investigadores también realizaron un registro a un piso que el grupo había alquilado ese mismo día. Ahí hallaron material informático – pendiente de analizarse -, ropa de marcas conocidas, las llaves de distintos vehículos y dinero en efectivo. Con todo, además de los ocho robos con fuerza en interior de casa habitada, también se les relaciona con otro robo a un establecimiento de Platja d’Aro.

Grupo OIKOS

Con todo, los Mossos d’Esquadra han resaltado el trabajo de este grupo conjunto, formado por agentes del Área de Investigación Criminal de la Metropolitana Norte, junto con otros investigadores y agentes de seguridad ciudadana. OIKOS busca aunar fuerzas entre las unidades integrantes para detectar, localizar y detener con la mayor brevedad de tiempo posible los objetivos de una investigación. En este caso, los tres ladrones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here