Fentanilo: la droga asesina que llega a Europa desde México

Los grandes cárteles mexicanos han dado un giro en el mercado de la droga. El nuevo filón ahora son aquellas sustancias, a priori, legales, de baratísima producción y que les reportan beneficios millonarios. Es el caso del fentanilo. En los últimos meses, las muertes por sobredosis de esta sustancia superan ya en un 54% a aquellas causadas por otros estupefacientes.

Opinión de Jesús Soto para eltaquigrafo.com

El mundo de las drogas evoluciona, en sentido químico, a un ritmo vertiginoso. Tanto que parece que existe una fuerza de élite de un ejército dedicado al perfeccionamiento, efectividad y formulación de estas sustancias de carácter ilegal. 

En las nuevas organizaciones criminales, como el Cártel Jalisco Nueva Generación, que tiene presencia en 28 de los 32 estados de la República Mexicana, o el Cártel de Sinaloa, se han realizado detenciones de profesionales, verdaderos maestros de las ciencias químicas, como catedráticos que prestan sus servicios a universidades y escuelas privadas y que fueron sorprendidos “cocinando” (como se conoce al proceso de fabricación de las drogas actuales) que se trafican, no solo en México o en EE.UU, sino que también se han confiscado cargamentos rumbo a Australia, Rusia, España y otras tantas regiones de Europa central y Asia.

El National Institute of Health nos dice sobre el fentanilo:Esta droga es un opioide analgésico sintético poderoso, similar a la morfina, pero hasta 100 veces más potente. Se trata de un medicamento de prescripción de la categoría II, y es típicamente usado para tratar pacientes con dolor severo o para manejar el dolor después de la cirugía.” Es aquí donde reside la importancia del descubrimiento médico como tal: el ayudar a inhibir el dolor después de una intervención quirúrgica. Sin embargo, el siguiente cuestionamiento nos abrirá otra visión.

¿Por qué este giro en la venta de drogas?

Lo han dado porque las ganancias que obtienen rebasan la capacidad lógica. Solo por citar un ejemplo: con una mínima inversión de 2.000 euros se pueden obtener 2 millones de euros, o quizá más. Con esa inversión inicial se pueden producir en un laboratorio 1 millón de pastillas de 0.8 a 1 mg. Cada una de estas se comercializan a unos 8 o 10 o euros, según la demanda. Quitando los gastos de corrupción y la nómina del personal dedicado a la venta y tráfico, incluso así, se alcanzan cifras millonarias. 

publicidad

En Ciudad Juárez, frontera con el Paso (Texas, EEUU), escondidas en un camión de material de construcción se hallaron 8,810 libras de fentanilo (unos 3996,149 kg aproximadamente), suficientes para comercializar unas 4 millones de dosis. Con la certeza de que con esta cantidad de la sustancia estupefaciente se hubiesen elaborado 4 millones de pastillas, cada una con un precio de 300 pesos mexicanos (12,52 euros), arroja una ganancia de 1.200 millones de pesos mexicanos, o lo que es lo mismo, 50.094.240 euros. 

Los héroes detrás de esta noticia son los agentes de la Policía Local, en concreto, la división de inteligencia, que ha dado un golpetazo a las estructuras delictivas que operan en el lugar. El pasado 23 de Marzo del 2021 se realizó otro gran decomiso relacionado a esta sustancia ilegal en el que se aprehendieron aproximadamente mil pastillas marcadas con la sigla M30.

¿De dónde viene el consumo del fentanilo?

El modus operandi de los delincuentes se nutre también del conocimiento científico. El Instituto Nacional de Salud mexicano publicó en 2019 en su web: El fentanilo es adictivo por su potencia. Una persona que toma fentanilo tal como se lo indicó el médico puede crear dependencia, que se evidencia en los síntomas de abstinencia cuando deja de tomar el medicamento. Es posible ser dependiente de una droga sin ser adicto, pero la dependencia, a veces, conduce a la adicción.

En cierto modo el fentanilo se ha convertido en una droga de origen legal que utilizan para traficar evadiendo impuestos y como base para potenciar otras drogas. El problema relacionado con esta sustancia no salió a la luz hasta que comenzaron a producirse importantes decomisos. Muchos narcotraficantes mezclan el fentanilo, que es más económico, con otras drogas como la heroína, la cocaína, el MDMA y las metanfetaminas para aumentar sus ganancias por lo que, con frecuencia, es difícil saber cuál de las drogas causó la sobredosis. 

Finalmente el mismo National Institute of Health dice que: “La adicción es la forma más grave del trastorno por consumo de drogas. Este trastorno se caracteriza por la búsqueda y el consumo compulsivo de la droga, algo que puede ser difícil de controlar a pesar de las consecuencias perjudiciales que acarrea. Cuando una persona es drogadicta, continúa drogándose aun cuando el hacerlo le crea problemas de salud o problemas en el trabajo, la escuela o el hogar. El trastorno por consumo de drogas puede variar en intensidad, desde leve hasta grave.”

Podemos concluir que en la evolución de las formas para hacer dinero, los cárteles han tomado la delantera a un gobierno ciego, sordo, mudo y con un severo atraso en inversión de seguridad. Los cárteles de la droga han comenzado a traficar con drogas legales para pacientes que consumen estas sustancias sin previa indicación del médico, otras veces para drogodependientes en situación de calle, para jóvenes fiesteros… Pero como decimos en México: sean peras o sean manzanas, las muertes por sobredosis de fentanilo superan ya en un 54% a aquellas causadas por otras drogas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here