Facilitaban obtener el permiso de conducir de forma fraudulenta

Tres de los 22 detenidos son profesores de autoescuela. Los usuarios, pagaban entre 1.500 y 2.000 euros.

Facilitaban obtener el permiso de conducir de forma fraudulenta
La Policía ha detenido a 22 personas | CNP

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Sagunto (Valencia) una organización criminal dedicada a la superación fraudulenta de exámenes oficiales para la obtención del permiso de conducir y para la recuperación del permiso por pérdida de puntos. Los detenidos utilizaban una microcámara para observar las preguntas y transmitían las respuestas a través de un audífono.

La operación se ha saldado con 22 personas detenidas, dos de ellas in fraganti durante la realización de una de las pruebas. Además, tres de los arrestados eran profesores de autoescuela.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, las investigaciones arrancaron en enero, cuando en el marco de una operación relacionada con el tráfico de drogas se detectó la existencia de una organización criminal paralela que facilitaba la obtención del permiso de conducir de manera fraudulenta, empleando para ello teléfonos móviles, microcámaras y audífonos.

Con ayuda de la tecnología

Los investigadores averiguaron que el modus operandi de la organización consistía en colocar, antes de la realización de la prueba, una microcámara a modo de botón en la prenda de vestir del aspirante, que les permitía ver las preguntas, mientras con un pequeño audífono retransmitían las respuestas correctas.

Los agentes pudieron saber que la organización estaba compuesta por tres personas que eran propietarias del material electrónico y encargadas de instalarlo; tres profesores de autoescuela que facilitaban las respuestas correctas a los examinados; diversos ‘conseguidores’, que captaban en gran parte del territorio nacional a los interesados en aprobar de forma fraudulenta los exámenes, a los que cobraban entre 1.500 y 2.000 euros; y los propios clientes.

Seis provincias españolas

El fraude se ha detectado en Valencia, Castellón, Murcia, Barcelona, Teruel y Ciudad Real.

Los detenidos lo han sido por los delitos de pertenencia a organización criminal y falsedad de documento público. También se han realizado dos registros domiciliarios y se han intervenido nueve teléfonos móviles, un ordenador portátil, una cámara camuflada con un botón y un colgante transmisor de sonidos.

Once de los detenidos tienen antecedentes policiales y cuatro han pasado a disposición judicial, mientras que el resto han sido puestos en libertad con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando sean citados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here