Exclusiva: un cargador de móvil desató la ira del hombre que sembró el pánico en un tren de Rodalies

Los dos agentes que forcejearon con él se encuentran bien, con cortes leves en una mano y en la ceja. Uno de ellos estará de baja un par de días, al caer encima de una hilera de asientes al reducir al hombre que iba armado con el cuchillo dentro del tren

EXCLUSIVA: un cargador de móvil desató la ira del hombre que sembró el pánico en un tren de Rodalies
Vecinos esperando para cruzar las vías del tren en Montcada i Reixac en una imagen de archivo (ACN / Jordi Pujolar)

Existen varias hipótesis: se habla de un brote psicótico o del consumo de sustancias estupefacientes. Los Mossos d’Esquadra, a cargo de la investigación, todavía no han podido confirmar ninguno de los dos extremos, pero eltaquigrafo.com ha podido conocer el detonante: lo que se vivió minutos antes de que este individuo de 30 años causará el pánico en un tren de la línea R2 de Rodalies, dirección Sant Celoni. El motivo: un cargador de teléfono móvil.

Enloqueció y empezó a amenazar a los presentes

El sujeto en cuestión iba sentado en uno de los vagones, totalmente tranquilo. En un momento dado, tras pasar la estación de Sant Andreu Comtal, pidió a otro viajero un cargador para su teléfono móvil. El individuo respondió que no tenía lo que pedía y fue entonces que su comportamiento cambió y empezó a increpar al resto de pasajeros: sacó un cuchillo y empezó a chillar. “Os voy a partir la cara, os voy a matar” iba delirando.

Los presentes, ante esta situación, entraron en pánico. Se creó el caos en el convoy y los viajeros empezaron a correr por los vagones, huyendo de este individuo, que fue mostrando el cuchillo, mientras profesaba todo tipo de amenazas. Fue un pasajero que activó el freno de emergencia, bloqueando el tren a 600 metros de la estación de Montcada i Reixac.

publicidad

Los agentes forcejearon con el atacante

Alertados por los viajeros, dos patrullas de la Policía Local se personaron de inmediato en el lugar donde el convoy quedó parado, a la vez que los pasajeros iban saltando de los vagones, asustados por la situación. Dos agentes entraron en el tren, que se encontraba en una zona de difícil acceso, y preguntaron por lo sucedido. El sujeto en cuestión trató entonces de cambiar su actitud y pasar desapercibido, pero el resto de los presentes empezaron a señalarlo.

En ese momento, volvió a enloquecer, atacando a los dos agentes. Tras un forcejeo, y recibir un par de cortes leves en una mano y en la ceja, los policías lograron reducirlo. Uno de ellos sufrió, además, una contusión en las costillas al caer encima de unos asientos del vagón, al reducir al atacante. Paralelamente, una de las mujeres que había en el tren, durante la huida, ha caído y se ha roto la pierna.

Detenido y a la espera de pasar a disposición judicial

Los agentes procedieron a su detención. Tras ello, el tren se puso en marcha de nuevo hasta llegar a la estación de Montcada, donde esperaba un coche de los Mossos d’Esquadra. El resto de pasajeros o fue andando hasta la estación o volvió a subir hasta que en la parada cambiaron de convoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here