Estoy pensando en dejarlo de Iain Reid

La historia es a su vez fácil y compleja, la obra de Reid nos puede gustar más o menos, pero indiferentes no nos deja

Estoy pensando en dejarlo de Iain Reid

Si les gusta el terror psicológico, lean a Iain Reid. «Estoy pensando en dejarlo»es una novela que rompe los esquemas de cualquiera. Duele, molesta e invita a pensar sobre lo bello de la tragedia.

Estoy pensando en dejarlo. El qué. Y por qué. Todo. Siempre ven lo que hacemos, pero nunca saben lo que pensamos. Incluso las acciones son subjetivas porque pueden ser interpretadas de forma distinta. Iain Reid (Canadá, 1980) nos sumerge en un viaje aterrador en su primera novela, una obra que debe abordarse con la mente abierta para asimilar la turbadora experiencia.

Estoy pensando en dejarlo.
Una vez que llega este pensamiento, se queda. Perdura. Permanece. Domina. No hay gran cosa que yo pueda hacer al respecto
”.

Así arranca la historia, siempre narrada en primera persona. Es ella quien nos habla desde la oscura carretera. ¿Qué está pensando en dejar? ¿Su relación con Jake? Eso parece. Él conduce y ella piensa. De vez en cuando hablan. ¿Qué sentido tiene ir a cenar con los padres de Jake si está pensando en dejarlo? Debería haberse quedado en casa.

«tendrás miedo, pero no sabrás porqué…»

Esta frase cobra sentido cuando nos adentramos en los pensamientos de la protagonista, en sus miedos y en las sombras abstractas que la acechan. Sí, tendrás miedo porque la amenaza es desconocida, no se materializa y se origina en ella misma. Alegorías y nuevas narrativas. Preguntas que no se resuelven porque el lector es quien debe responderlas. Iain Reid nos ofrece una lectura que no es un rompecabezas, sino una experiencia.

La historia es a su vez fácil y compleja. Podemos darle mil vueltas, enfadarnos porque los personajes se comportan de una forma extraña o sentirnos abrumados porque los diálogos son absurdos en apariencia. La obra de Reid nos puede gustar más o menos, pero indiferentes no nos deja. Él se encarga de mantener el suspense y nosotros nos encargamos del resto.

Un escenario inquietante

Sirviéndose de unas descripciones sencillas, el escritor dibuja un entorno que nos oprime en todo momento. Él sabe que todos tendemos a asociar, por lo que la oscuridad, el frío, la nieve o la ausencia de gente son más que suficientes. Iain Reid conoce nuestros miedos. Desde lo básico formamos parte de un todo y podemos llegar a compartir nuestros pensamientos.

No es solo el escenario lo que nos perturba, sino también los hechos que parecen no tener sentido. Cuando nos dicen que dos más dos son cinco nos explota el cerebro. Todo es práctico, matemático, y no nos atrevemos a romper los muros que nos rodean. Si pensamos en el universo, enseguida nos inquietamos porque el adjetivo que lo acompaña no es precisamente efímero.

La adaptación de Kaufman

Charlie Kaufman ha engrandecido la experiencia plasmándola en el cine. Se ha tomado la libertad de expandir las metáforas y ha conseguido aterrorizarnos de la misma forma que lo hace el libro.

El surrealismo nos permite romper barreras, cuestionar lo innegable y sumar interpretaciones distintas e incluso opuestas. Si quieren verla, la película está disponible en Netflix. Apaguen las luces y disfruten de ese delirio placentero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here