Enseñanzas de la pandemia en España II: el Black Jack del desproposito

En España hay los mejores profesionales y sanidad, a los que ya no les da la vida ni el salario ni les llega las medidas de protección

Ricardo Gómez de Olarte

Como continuación del anterior, termino las observaciones que he venido constatando hasta la fecha en el proceder de nuestros gobernantes.

12- No tengas contacto con personas mayores, pero tienes que cuidarlos y llevar a tus vecinos mayores compras y medicinas. Es decir, ten contacto.

13- Puedes pedir comida preparada que tal vez la hayan preparado personas que no usan máscaras ni guantes. Pero cuando te llegue no te la comas y dejas que se descontamine durante 3 horas fuera de casa. Ten cuidado con la comida que haya roto la cadena de frío porque puede tener el virus. Y no dejes la comida fuera de casa porque puede contaminarse.

14- El virus permanece activo en diferentes superficies durante dos horas, no, cuatro, no, seis, no, no, no hemos dicho horas, ¿tal vez sean días? Pero necesita un entorno húmedo. O no, no necesariamente.

15- No puedes ver a tu madre o abuela, pero puedes coger un taxi y conocer a un taxista mayor o hablar con la de la farmacia que es una señora mayor muy simpática.

16- El virus permanece en suspensión en el aire; o no; o sí; o tal vez… Especialmente en una habitación cerrada. En una hora un enfermo puede contaminar diez, así que si cae un niño, todos vuestros hijos ya han sido contaminados en la escuela hace tiempo, pero mejor las cerramos porque no se han contagiado todavía.

17- Se da como exacto un número de muertos e infectados. Cuando se estrella un avión, muere un máximo aproximado de 200 personas y se declara luto nacional. Ahora ni siquiera bajamos las banderas a media asta porque es lenguaje derrotista. Vamos a hacer pruebas masivas; pero mañana; no, mejor pasado; no, la semana que viene. Bueno, ya las haremos, no hay prisa. Es que nos tangaron con los tests. Pero seguimos comprando material sanitario a los que nos tangaron con los tests. Pero las cifras oficiales son las únicas válidas.

18- Cada día se anuncia el número de muertos desde el Gobierno de Madrid, pero sumando los muertos anunciados por las comunidades autónomas, resulta que hay muchos más. Pero parece que según los Registros Civiles hay muchísimos más que los anunciados por las autonomías. Pero el Registro Civil ahora no cuenta porque está socavando la autoridad del Gobierno. Lo que dijo el General de la Guardia Civil de investigar a quien contradiga al gobierno fue un lapsus: pero no fue un lapsus porque hay correos internos de la Guardia Civil pidiendo a las Comandancias que se investigue a quienes muestren desafección al gobierno. Así que la Guardia Civil va a investigar a los Registros Civiles y a sus jueces por desafección al régimen y declarar más muertos de los necesarios para el gobierno.

19- No tenemos tratamiento pero tal vez haya uno, que aparentemente no es peligroso y funciona pero en realidad no; o sí; o tal vez; es que solo ha dado buenos resultados en algunos pero no en todos, entonces tenemos tratamiento, pero no, no tenemos.

20- Deberíamos permanecer confinados hasta que el virus desaparezca pero solo desaparecerá si llegamos a una inmunidad colectiva y por lo tanto, siempre que circula… Y para eso tenemos que dejar de estar confinados… Marlaska anuncia que va a investigar a Rajoy por saltarse el confinamiento pero no investiga al vicepresidente Iglesias por hacer lo mismo porque Pablito se lo salta porque va a clavar un clavito en la calle Serrano de la capital y eso es una actividad esencial. Léase el punto 1 del artículo anterior.

21- Habrá una renta mínima; pero no la habrá porque hay que hacer unos ajustes; pero la habrá en un futuro; pero no, la habrá ya. Pero como no hay dinero ni para pagar el paro de los ERTEs pasará como con los tests, que los habrá y serán masivos, pero ya si eso, un día de estos…

Conclusión: no os preocupéis que está todo controlado y lo tenemos todo claro porque en España hay los mejores profesionales y sanidad, a los que ya no les da la vida ni el salario ni les llega las medidas de protección. Y como los discursos son muy épicos (la misma épica que la de un feriante cuando anuncia “Qué alegría, que alboroto, otro perrito piloto” pero adaptado podría ser: “Qué alegría, qué tormento, sigo con el cuento”), todos deberemos salir al balcón a aplaudir para no deprimirnos y mostrar nuestra afección al nuevo régimen. Antes se hacía en la Plaza de Oriente, ahora en los balcones.

Cuando esto acabe y, según las cifras oficiales, tengamos un desplome del 13% del PIB (fuente Banco de España), casi un 21% de paro y Europa -por hartazgo de mala gestión y también sin fondos- nos mande a Parla (el castizo ya sabrá a qué), a ver quién es el guapo que sale al balcón a aplaudir y se va a creer la épica de feriante de los Picapiedra (Pedro y Pablo). Y nos quejábamos de Zapatero…

«Las grandes masas sucumbirán más fácilmente a una gran mentira que a una pequeña”.
Adolf Hitler

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here