Encefalograma plano

Todo ha sido desactivado o está en proceso de hacerse. A izquierda y derecha, no queda nada que no haya sido víctima del rebaje ideológico y, en medio, la ciudadanía que ya no se inmuta por nada.

Nuria González

No sé si alguien particularmente se había marcado ese objetivo, pero desde luego, está conseguido con creces.

Nuestra sociedad actual tiene la misma capacidad de crítica y respuesta que una ameba a las problemáticas no poco graves que nos afectan. Todo ha sido desactivado o está en proceso de hacerse. A izquierda y derecha, no queda nada que no haya sido víctima del rebaje ideológico y, en medio, la ciudadanía que ya no se inmuta por nada.

El neofascismo está siendo desactivado. Prueba de ello es el fracaso absoluto del intento de repetición de recogida de firmas contra Catalunya, que con la excusa de los indultos, ha puesto en marcha el Partido Popular y que está siendo escondido hasta por sus propios artífices. La mini manifestación de hace un par de semanas frente a la Delegación de Gobierno de Barcelona convocada contra los indultos a los independentistas, a la que a duras penas acudieron un centenar de personas mal contado es otro ejemplo. Y el tema de Colón, precedido por una sin fin de excusas de lo más variopintas proporcionadas por los líderes del Partido Popular para no ir, así como la huida de la foto, otrora tan codiciada, son la guinda del pastel.

Por supuesto, esto no es una mala noticia en sí, pero demuestra que ya ni los ultraderechistas conservan el tirón que tuvieron no hace mucho. Han perdido el fuelle tan rápido como lo adquirieron, porque sus parroquianos, como los de todos, también han caído en el pasotismo social, al ver que al final tampoco ellos iban a cambiar nada, por más grandotas que lleven las banderas y por más proclamas racistas y machistas que suelten por ahí. Cada vez son menos, y cada vez más flojitos.

publicidad

¡Hasta el independentismo está siendo desactivado! Y esto no es poca cosa, si tenemos en cuenta que estamos hablado de una gente que lleva más de una década movilizando a cientos de miles de personas por una república que duró incluso menos que la reunión de Pedro Sánchez y Joe Biden. Los políticos presos van a ser indultados y las nuevas generaciones de gestores de ERC pasan bastante del huésped incómodo de Waterloo, así que deben haber ordenado relaxin cup of cofee in Paseo de Gracia, y a otra cosa mariposa. Y si no lo creen, vean el rotundo fiasco y ridículo de la concentración convocada con motivo de la visita del Rey invitado por los empresarios catalanes.

La ANC, que ha conseguido congregar a miles de personas siempre que ha dado un pitazo, el otro día no consiguió ni juntar a cincuenta fieles en la puerta del hotel donde se celebraba el evento en el que sí, coincidieron y se saludaron Pere Aragonés y Felipe. Ni los anti todo de la CUP se acercaron por allí a quemar la foto borbónica de rigor. Alguien ha debido soltar aquello de “ara això no toca”. Lejos quedan ya las “noches de gloria” donde, impunemente, destrozaban el centro de Barcelona chavales al tiempo que sus propias yayas vivían una segunda juventud jaleándolos in situ.

Tampoco hace ya nadie el menor caso a la Marea Pensionista que sigue manifestándose en las plazas cada lunes por unas pensiones dignas. Y ¿qué decir de la contestación social a la subida del 45% del recibo de la luz? Mucha protesta de barra de bar, pero cuando se convocaron concentraciones en todos los pueblos por ese motivo no fue prácticamente nadie.

Dos personas se han suicidado esta semana cuando la comitiva judicial de desahucios iba a dejarlos en la calle. Un hombre en Barcelona y otro en Fuerteventura. La pelea es saber si la culpa fue del juez o de los servicios sociales en el caso de Barcelona, pero más allá de los vecinos y vecinas de Segundo (que así se llamaba) del barrio de Sants, tampoco nadie se ha indignado más allá de los cinco minutos de rigor.

El feminismo es el único movimiento que se mantiene en pie, capaz de movilizar gente y conciencias. El pasado 11 de junio con una convocatoria espontánea, se llenaron plazas de pueblos y ciudades de toda España, llenas de mujeres diciendo que nos están matando, casi diariamente. Esa capacidad de reacción y esa fuerza que exhiben las mujeres desde hace 300 años hace que ahora el gobierno más progresista y feminista del mundo las vaya a convertir en el enemigo público número uno.

Como el feminismo se ha negado a su auto desactivación en pro de la falsa “diversidad” para abandonar la igualdad, vamos a ser proscritas por ley, perseguidas, sancionadas y acusadas de todo el odio que al mundo envenena, solo por mantener que un tipo con tacones, es eso, un tipo con tacones, y no una mujer, aunque se ponga los tacones en un mitin de Podemos. Por mi como si decide ponerse el corsé de Escarlata O’Hara cada día. Pero decir esto ahora será delito de odio.

Otra ley mordaza, sólo que ésta específica para feministas y personas con conciencia de la realidad. Señalar que todo esto no se podría lograr sin la connivencia de ilustres mujeres que ponen el carnet y el cargo por delante de cualquier cosa.

Así que a quien no ha querido lobotomizarse el cerebro como manda la moda actual, y seguir teniendo conciencia colectiva, le espera el ostracismo social. Ahora lo que toca es estar felices por pasar de la mascarilla, aunque tengo la horrible sospecha de que eso podría haber pasado hace semanas, pero que el gran gurú circular de Moncloa ha preferido hacerlo coincidir con la aprobación de los indultos, para mitigar el posible cabreo de algunos.

Estamos pasando hasta del fútbol, o ¿ustedes no han notado que ni siquiera hay ambiente de Eurocopa y de selección? Para muestra un botón: cuando decidieron echar a Raúl del combinado nacional se lio un pollo de órdago. Ahora han liquidado a Sergio Ramos y si te he visto no me acuerdo.

Obvio, esto es una anécdota pedorra en comparación con todo lo aquí expuesto, pero sin duda, es la prueba fehaciente de nuestro encefalograma plano general. Pasamos de todo. A ver hasta dónde.

1 Comentario

  1. Detienen en Sevilla a ‘la madre del año’: Deja sola a su hija de 7 años para irse de copas
    La vecina, preocupada por el bienestar de la menor de edad, llegó a bañar a la niña y le ofreció comida en varias ocasiones.
    ¿Hembrismo veraniego?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here