El taxista confirma que “El Rey del Cachopo” transportaba una maleta muy pesada

Tanto la exmujer como la expareja de César Román, alias “El Rey del Cachopo”, lo han descrito como una persona controladora, impulsiva y violenta. El taxista que llevó a Román ese día a la nave en la que fue hallado el cuerpo de Heidi mantiene que el acusado arrastraba una maleta extremadamente pesada.

El taxista confirma que “El Rey del Cachopo” transportaba una maleta muy pesada
El taxista ha reconocido la maleta en la que fue hallada Heidi como la que transportaba César Román el día de los hechos | Audiencia de Madrid

“Es una persona agresiva, impulsiva, manipuladora y muy celosa”. Así es como ha recordado Natividad, la que fue su esposa durante 14 años y con quien tiene una hija menor en común, a César Román. Detrás de un biombo, para no ver a su exmarido, la declarante ha relatado las vejaciones y malos tratos a los que la sometía “El Rey del Cachopo” desde el inicio de su relación. “Era celoso, me controlaba, aparecía en los lugares en los que yo estaba. En todas partes. Él decía que era una casualidad pero era control.” La mujer ha confirmado ante el tribunal que tiene vigente todavía una orden de alejamiento con Román, a quien se le ha prohibido comunicarse con ella por “insultos, empujones, y otros muchos episodios violentos”. Sin embargo la mujer ha reconocido que, pese a que la policía la llama todos los meses, tiene miedo de que Román descubra dónde vive en la actualidad. 

Ante el crudo relato de la expareja, Ana Isabel Peña, la letrada de César Román, ha solicitado detener la declaración de Natividad alegando que la testigo no debería haber sido llamada a testificar por la mala relación que mantiene con su exmarido. “Se está dibujando el perfil del acusado” la ha cortado la jueza. 

“Tras un enfado me arrojó una bombona de butano en plena calle y me tuve que encerrar dentro del coche.”, ha continuado Natividad hecha un mar de lágrimas para ejemplificar algunos de los comportamientos agresivos del acusado, a petición del Ministerio Fiscal. Pero, sin duda, el momento más desagradable se ha producido tras ser preguntada si había presenciado alguna agresión de “El Rey del Cachopo” hacia algún familiar suyo. Con la voz entrecortada, ha asentido. “Maltrató a mi sobrina delante de mí. Abrió la puerta y la tiró de un taxi en marcha”. Por todos estos episodios, la relación se terminó entre finales de 2016 y principios de 2017. Poco después de su separación, César Román rehizo su vida con Sara.

Paliza a un perro de su expareja

Su pareja durante seis meses, Sara, ha sido también llamada a declarar en la cuarta jornada de este juicio. Su testimonio ha coincidido a pies juntillas con lo declarado por Natividad. A su expareja lo ha descrito como un hombre manipulador, muy mentiroso y agresivo. “Me controlaba a través de mi móvil y entraba en mi Facebook.”, ha afirmado la mujer con tono de reproche hacia Román, que la escuchaba detrás del biombo con un semblante más serio que en las jornadas anteriores. Sara ha relatado ante el juez que durante su convivencia con César Román presenció múltiples comportamientos violentos. “El Rey del Cachopo” solía desatar su ira contra los perros de su novia. “A mi perra le dio una paliza y le rompió la mandíbula. Él mismo lo reconoció, cuando llegué a casa después de que la vecina hubiese llamado a la Guardia Civil. Me dijo: ‘Menos mal que cuando llegó la Guardia Civil le di un manguerazo a la perra y le quité la sangre, porque si no… ¡la que se lía’”. Así lo ha confirmado Adrián, uno de sus trabajadores, presente aquel día. “Lo tuve que parar porque la golpeó brutalmente con un palo de hierro. Le rompió los dientes y los labios. Estaba llena de sangre.” 

publicidad

Sara, que ha confesado que sospecha que Román acabó con la vida de otros de sus tres perros ha admitido que tiene miedo del acusado. “Me fui a vivir a 200 km de Madrid, huyendo de César Román”

La maleta, el elemento delator 

Además de relatar los espantosos episodios de violencia hacia ella misma y hacia sus mascotas, Sara ha puesto contra las cuerdas a César Román al identificar la maleta en la que apareció Heidi con una idéntica que su pareja guardaba en el chalet que compartieron mientras eran pareja. “Si no es esa, es muy parecida”, ha afirmado frente a la valija, “sí, tenía una maleta grande, azul”. Sin embargo, no la recuerda en la nave de Usera donde sitúa, al igual que otros testigos, varios “maniquíes, palés y una nevera”. La mujer, visiblemente nerviosa, ha terminado su declaración diciendo no saber quién es César Román. “Es una persona que te absorbe. He llegado a la conclusión de que no sé con quién he estado viviendo. No lo conozco”. 

El taxista que llevó a César Román desde el domicilio que compartía con la joven hondureña hasta la nave de Usera ha ratificado que “El Rey del Cachopo” arrastraba una maleta de grandes dimensiones. El taxista, que ha sido tajante en su declaración, ha recordado que Román “iba con una maleta grande y de color oscuro”. El conductor, que no ha vacilado ni un instante durante su testimonio, ha afirmado que se quedó con la cara del acusado porque le llamó la atención. “Me resultó llamativo porque él era muy bajito y la maleta pesaba mucho. Aunque estaba calmado hablaba mucho, me pareció prepotente”

Sobre el bulto que el acusado trasladaba ese caluroso día de agosto, el taxista no tiene dudas. “Pesaba mucho. Le pregunté si llevaba libros porque pesaba muchísimo. Me tuvo que ayudar él. Pesaba una barbaridad. Estoy acostumbrado a levantar maletas y no pesan tanto. Pesaría 50 o 60 kilos. Me dijo que estaba haciendo una mudanza, que su mujer había decidido cambiar de barrio”. Días después, el taxista descubrió que podría haber trasladado un cadáver en el maletero de su vehículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here