El Supremo investigará a Laura Borràs, de JxCat, por adjudicar contratos a dedo

La Sala de lo Penal aprecia indicios de prevaricación, fraude a la Administración, malversación de caudales públicos y falsedad documental.

El Supremo investigará a Laura Borràs, de JxCat, por adjudicar contratos a dedo
Laura Borràs es diputada en el Congreso | juntspercatalunya.cat

El Tribunal Supremo ha acordado este martes abrir causa penal contra la portavoz de Junts per Catalunya (JxCat) en el Congreso, Laura Borràs, por adjudicar presuntamente a dedo varios contratos cuando presidía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), entre 2013 y 2017. La Sala de lo penal cree que existen indicios de que cometió cuatro delitos: prevaricación, malversación, fraude a la Administración y falsedad documental. 

El instructor del caso será el magistrado de la Sala II, Eduardo de Porres, e investigarà los distintos delitos apreciados por el Juzgado de Instrucción, número 9, de Barcelona, cuando la aforada era directora de la mencionada institución. El Alto Tribunal, que advierte en un auto que la valoración penal de los hechos es «muy provisional», asume también la investigación sobre el beneficiario de los contratos, el informático, Isaías Herrero, al considerar que los hechos que se le atribuyen a uno y otro no se pueden escindir.

La decisión del Supremo hace suya la tesis de la Fiscalía, que pidió al Tribunal que investigara a Borràs. La Fiscalía pidió su imputación al apreciar la existencia de indicios «claros» y «contundentes» de que «benefició» a un amigo en los contratos, por un valor de 260.000 euros, que le adjudicó esa entidad cuando ella la presidía.  El representante del Ministerio Público entiende que «abusando» de su función de responsable del órgano de contratación de la ILC, adjudicó de «manera arbitraria» contratos de programación a Isaías Herrero, con el que existía una relación «personal y profesional previa», con la finalidad de «beneficiar» sus intereses y causando con ello un «claro perjuicio al erario».

El colaborador, condenado 

Precisamente, este martes, la Audiencia de Barcelona ha condenado a cinco años de prisión al colaborador de Borràs, Isaías Herrero, por narcotráfico y falsificación de moneda, tras un acuerdo entre el abogado del procesado y la Fiscalía. Herrero admitió que tenía en su casa billetes falsos y drogas. 

En el registro policial en el domicilio de Herrero, la Policía encontró una báscula de precisión y varias bolsas con cannabis, MDMA y heroína. Además, Herrero manipuló el contador de electricidad de su vivienda, lo que el Tribunal calcula que causó un perjuicio de 2.456 euros a las empresas suministradoras. Por eso, también debe pagar una multa de 360 euros, por un delito de defraudación.

A partir de ahora, lo previsible es que el Supremo cite a declarar a Borràs como investigada, tal y como ya ha pedido la Fiscalía. Al estar aforada, el Tribunal no puede actuar contra ella sin pedir permiso al Congreso (el llamado suplicatorio), pero lo habitual es que se le dé la oportunidad de comparecer voluntariamente sin tener que formalizar ese trámite y los implicados suelen preferirlo. El Tribunal tendrá también que citar a Herrero como investigado y puede llamar a testigos si lo piden las acusaciones o las defensas. Con esas declaraciones y la documentación que reúna la causa, el instructor decidirá si los indicios son suficientes para inculpar formalmente a Borràs. Si es así, el suplicatorio ya será preceptivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here