El sacerdote del Opus Dei investigado por abusos sexuales ejerció en Barcelona

Un grupo de exalumnos del Colegio Mayor Universitaro Pedralbes sospechan que el sacerdote Manuel Cociña Abella pudo abusar sexualmente de algún joven en la prestigiosa residencia universitaria de Barcelona perteneciente al Opus Dei

El sacerdote del Opus Dei investigado por abusos sexuales ejerció en Barcelona
imagen del sacerdote Manuel Cociña y del Colegio Mayor Pedralbes en Barcelona

El sacerdote del Opus Dei Manuel Cociña Abella, ahora investigado por la Doctrina de la Fe en relación a unos supuestos abusos sexuales a un residente de un colegio mayor de Sevilla, ejerció de sacerdote en el Colegio Mayor Pedralbes de Barcelona.

En esta prestigiosa residencia universitaria de Barcelona, el sacerdote ejerció como párroco y asesor espiritual de multitud de jóvenes universitarios durante varios años. Tanto el sacerdote como los jóvenes residían en dicho establecimiento y las reuniones, confesiones y todo tipo de actos públicos y privados en los que participaba eran muy habituales.

Un grupo de exalumnos denuncia

Tras conocerse la noticia de los supuestos abusos acontecidos en Sevilla, un grupo de exalumnos de la residencia barcelonesa se ha puesto en contacto con eltaquigrafo.com para exponer sus experiencias y conocer si hay más personas afectadas o víctimas de abusos por parte de este sacerdote.

Los exalumnos del Colegio Mayor Universitario Pedralbes han abierto un correo electrónico abusoscmupedralbes@gmail.com para que todas aquellas personas que han sufrido algún tipo de abuso o vejación por parte de Manuel Cociña, u otras personas relacionadas con el Opus Dei, se pongan en contacto con ellos para encontrar nuevos casos, ayudarse y valorar que tipo de acciones se pueden llevar a cabo para terminar con la lacra de los abusos sexuales por parte de miembros de la iglesia.

Preguntas sobre la masturbación

Estos exalumnos han explicado a este medio que el sacerdote tenía por costumbre realizar las confesiones en su despacho del colegio mayor, situado en la primera planta del centro.

En sus instalaciones Manuel Cociña solía empezar las confesiones con unas pequeñas charlas, que fuera del secreto de confesional, servían al párroco para conocer detalles íntimos, generalmente de orden sexual de los jóvenes. Acto seguido, realizaba la confesión.

Uno de los temas recurrentes era el de la masturbación. El sacerdote preguntaba insistentemente a los residentes del colegio mayor si se masturbaban y cuantas veces lo hacían. También se interesaba por otros detalles, como dónde se realizaban dichas prácticas o que es lo que los jóvenes sentían al hacerlo.

Otro de los temas recurrentes, tanto en las charlas previas a las confesiones como en las propias confesiones, eran las relaciones sexuales. En este aspecto, los exalumnos han descubierto, tras comentar sus experiencias con el resto de compañeros, que el sacerdote se interesaba por la atracción sexual de los residentes hacia personas de su mismo género (el colegio mayor era exclusivamente masculino) y en algunos casos, incluso llegó a preguntar a varios jóvenes si habían mantenido relaciones sexuales con sus hermanas.

El Opus Dei lo está investigando

Si bien es cierto que las personas que ahora quieren investigar estos hecho no sufrieron ningún abuso físico, si que consideran que el comportamiento del párroco era más que sospechoso y tras conocerse los abusos realizados por Cociña en el colegio mayor de Sevilla, piensan que es más que probable que en Barcelona ocurrieran hechos similares.

Los exalumnos quieren llevar su investigación de forma independiente a la que está llevando a cabo el Opus Dei, ya que dicen que muchas de estas prácticas poco ortodoxas y otras relacionadas con la forma de entender la religión por parte del Opus Dei no les ofrece ninguna confianza.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here