«El Rey del Cachopo», culpable del homicidio de su exnovia

Los nueve miembros del jurado consideran, por unanimidad, que César Román es culpable de haber asesinado y descuartizado a su exnovia, Heidi Paz, en agosto de 2018

El “Rey del Cachopo”, culpable del homicidio de su exnovia
Ana Isabel Peña, la letrada de César Román, ha tenido que consolarlo durante la lectura del fallo del jurado popular | Audiencia de Madrid

El jurado, por unanimidad, encontramos al acusado culpable del hecho delictivo de homicidio y de profanación del cadáver”, ha pronunciado el portavoz del jurado popular encargado de juzgar a César Román, alias “El Rey del Cachopo”, por la muerte violenta de Heidi Paz en agosto de 2018. 

El fallo que han alcanzado, por unanimidad, los nueve miembros que componen el jurado popular y que recoge que el autor del homicidio y descuartizamiento de la joven hondureña de 25 años es el acusado, ha caído como un jarro de agua fría sobre el hostelero. César Román se ha llevado las mano a la frente y no ha podido contener las lágrimas. Su letrada, Ana Isabel Peña, ha intentado consolar a un «Rey del Cachopo» que, por primera vez, se ha derrumbado y se ha mostrado vulnerable y visiblemente afectado. 

«El Rey del Cachopo» se derrumba

Es la primera vez que Román se ha desmoronado en el juicio, que arrancó el 10 de mayo y que quedó visto para sentencia el pasado jueves. Precisamente, durante la última sesión, Román se dirigió durante casi dos horas a los miembros del jurado para convencerlos de su inocencia, haciendo uso del alegato final, con una verborrea incontenible y, aparentemente, tranquilo. Probablemente, ni él ni su letrada se esperaban este mazazo, al que se suma, la negativa del jurado popular a que se le conceda un indulto o a que goce de recortes en la pena que se le imponga. 

Durante la lectura del fallo el jurado ha dado por probado que el empresario hostelero asesinó a su expareja y que el torso hallado en una maleta corresponde a Heidi Paz de forma indubitable, apoyándose en los resultados de las pruebas de ADN. Asimismo sostienen que la joven camarera y el que fue su jefe, fueron pareja y por ello le suman, además, el agravante de parentesco y de género. 

La defensa mantiene que no existen pruebas

Se espera que en las próximas horas la Sala de la Sección 26 de la Audiencia de Madrid, analice el dictamen emitido por el jurado popular y proceda a redactar la sentencia. La Fiscalía solicita para él una condena de 15 años de cárcel por el delito de homicidio con agravante de parentesco y razón de género y un delito de profanación de cadáver por descuartizar el cuerpo y deshacerse de algunas partes, que no han sido recuperadas, y que impiden a la familia enterrar el cuerpo completo para iniciar el duelo. La acusación particular reclama 25 años de cárcel por asesinato, 3 años de prisión por maltrato habitual y 5 meses por profanación de cadáver. La defensa mantiene que no se ha podido probar que el cuerpo hallado en la maleta pertenezca a la joven hondureña y que no existen pruebas concluyentes contra César Román, tan solo indicios. Por ese motivo, solicita la libre absolución de su cliente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here