“El Rey del Cachopo”, condenado a 15 años de prisión por el homicidio de Heidi Paz

El Tribunal lo ha declarado culpable de homicidio y no de asesinato. Además, lo exculpa del delito de profanación de cadáver, pese a haber desmembrado el cuerpo de la víctima y a haber hecho desaparecer gran parte del mismo

“El Rey del Cachopo”, condenado a 15 años de prisión por el homicidio de Heidi Paz
César Román durante su traslado a los juzgados el pasado mes de mayo | EP

La magistrada encargada de presidir la vista con jurado popular que ha enjuiciado a César Román Viruete en la Audiencia Provincial de Madrid, lo ha condenado a quince años de prisión como autor de un delito de homicidio con la concurrencia de las agravantes de parentesco y género. 

La sentencia sigue el veredicto emitido por el jurado popular el pasado 1 de junio, que declaró al famoso hostelero, conocido como “El Rey del Cachopo”, culpable por unanimidad de matar a su expareja, la joven hondureña de 25 años Heidi Paz. Además, el jurado también consideró probado por unanimidad que fue Román quien descuartizó el cuerpo de la víctima y abandonó su torso en el interior de una maleta que fue hallada en una nave de Usera alquilada por el empresario.

La sentencia, que condena al acusado a la máxima pena por un delito de homicidio se ajusta a la petición de la Fiscalía, que pedía para él una pena de 15 años y 5 meses de prisión por homicidio y profanación de cadáver al igual que la acusación popular, ejercida por la Comunidad de Madrid. Sin embargo, queda muy lejos de la acusación particular, que solicitaba para él 28 años de prisión por un delito de asesinato, malos tratos y profanación de cadáver. 

El motivo por el cual el Tribunal lo considera un homicidio y no un asesinato se debe a que, al no haber podido recuperar la totalidad del cadáver (solo se encontró el torso de la víctima), ha resultado imposible determinar la causa y circunstancias de la muerte.

publicidad

La mató por ser mujer

Lo que el Tribunal tiene claro, y así lo ha plasmado en la sentencia, es que “El Rey del Cachopo” acabó con su vida tras negarse a aceptar la ruptura de la relación sentimental que mantenían y “movido por el hecho de ser Heidi mujer y no aceptar que ella quisiera distanciarse de él, con la intención de quitarle la vida, o al menos, representándose dicho resultado, le causó la muerte».

No ve delito de profanación

Pese a haber quedado probado en Sala que el acusado desmembró el cadáver e incluso le extirpó las prótesis mamarias y algunas marcas que pudiesen resultar identificativas (como la cicatriz de la cesárea) el Tribunal no le ha condenado por el delito de profanación de cadáver. La sentencia recoge que no concurre el delito de profanación dado que el fin que se perseguía al descuartizar el cuerpo era meramente el propio autoencubrimiento.

Además de la pena de prisión, el acusado tendrá indemnizar a los hijos de Heidi Paz con 142.229 euros a cada uno y a su madre con 100.000.

1 Comentario

  1. Esto es lo que hay señores,señoras y señoros pueden rebajar las penas por sedición cuando quieran y mientras tanto a comerse está vergüenza de 15 años por «HOMICIDIO» con desaparición de(partes) del cadáver y demás chaladuras mentales. Sólo faltaba aplicarle esquizofrenia, o algún trastorno mental y que cumpliera 8 años.
    ¿Dentro de 9 años volverá a ser libre,cabe preguntarse si volverá a descuartizar, o asesinar?
    Codere y Sportium..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here