El reo que asesinó a otro en Brians 2: “Este es un violador de niños. Tranquilos, ya está muerto”

El juez de Martorell que investiga el apuñalamiento de un preso a manos de otro, en la cárcel Brians 2, cree que el móvil del asesinato sería "castigar" a la víctima, condenada por prostitución de menores e incapacitados y violencia machista

El reo que asesinó a otro en Brians 2: “Este es un violador de niños. Tranquilos, ya está muerto”
Imagen de la cárcel de Brians 2 en el termino municipal de Sant Esteve Sesrovires

Prisión provisional para L. G. S., el interno que este pasado martes mató a otro, Z. A. M., asentándole hasta 30 puñaladas en el patio del módulo tres de la prisión de Brians 2, en Sant Esteve de Sesrovires (Barcelona). El magistrado de Instrucción núm.4 de Martorell que investiga el caso ha acordado esta medida para evitar que el hombre pueda salir en libertad o con algún permiso por las anteriores condenas de asesinato y robos con violencia e intimidación que está cumpliendo.

En el auto de prisión, el juez Alfonso Codón Alameda considera probado que el investigado atacó a su víctima de manera premeditada, a sabiendas de quién era y por qué motivo estaba en prisión. Según el juez, L. G. S. sorprendió a su compañero de módulos sobre las 19:30 horas de esta martes, cuando este estaba escuchando música en el patio, donde se produjeron los hechos. Se le acercó por detrás y le clavó 29 cuchilladas en el cuello, pecho, tórax, abdomen y cabeza.

En el momento en que se acercaron los funcionarios que custodiaban la zona, el presunto asesino esgrimió en voz alto, justificando los hechos: “No os acerquéis, no va con vosotros. Este es un proxeneta, un violador de niños. Tranquilos, que ya está muerto«.

Asesinato con ensañamiento y alevosía

El reo ahora será investigado, además, por un nuevo delito de asesinato con ensañamiento y alevosía. De acuerdo con el magistrado, el «único móvil que se aprecia» es «castigar a la víctima«, de 32 años, por los hechos por los que había sido condenado – prostitución de menores e incapacitados y violencia machista -, una tesis que se apoya en el relato de los funcionarios presentes en el momento del crimen.

Además, las imágenes de las cámaras de seguridad y también la declaración del detenido, que ha aceptado el crimen, permiten al juez calificar el ataque de asesinato.

Por otro lado, no consta, según se desprende en el auto, «provocación previa ni que el investigado tuviera sus facultades mentales mermadas por ningún tipo de sustancia o enfermedad o afectación» que lo llevara a cometer dicho acto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here