El Reino Unido rechaza por «desproporcionada» la euroorden contra Ponsatí

Las autoridades británicas emplazan a España a hacer llegar «información sobre el historial delictivo previo» de la exconsellera «o cualquier otra información relativa a la gravedad de la infracción».

El Reino Unido rechaza por «desproporcionada» la euroorden contra Ponsatí
Clara Ponsatí imparte clases en la universidad de Saint Andrews.

Las autoridades del Reino Unido han contestado este miércoles a la euroorden de detención contra la exconsellera de Enseñanza, Clara Ponsatí, dictada por el juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena. La Agencia Nacional contra la Delincuencia del Reino Unido, entidad encargada de revisar la petición, considera que ésta es totalmente «desproporcionada» con arreglo a su legislación, por lo que no le darán trámite, según han informado a las autoridades españolas, a través de un documento recibido por la Unidad Oficina Sirene (cooperación policial europea), dependiente del Ministerio del Interior. 

Primer revés a las euroórdenes dictadas

Tras la controvertida sentencia del procés, el juez Pablo Llarena, encargado de la instrucción de esta macro causa, cursó de nuevo euroórdenes contra el expresident, Carles Puigdemont y, este martes, contra los exconsellers que permanecen, actualmente, en el extranjero: Toni Comín y Lluís Puig en Bélgica; y Clara Ponsatí, en Escocia. En el caso de Ponsatí, investigada por un delito de sedición —sin contemplarse el de malversación— la euroorden no ha superado siquiera el primer filtro que realiza la oficina de Sirene, que se encarga de validar las descripciones de las personas reclamadas por las autoridades judiciales de los estados europeos para su detención y puesta a disposición judicial en los procesos de extradición.

A su vez, dichas autoridades británicas emplazan a España a hacer llegar «información sobre el historial delictivo previo» de la exconsellera «o cualquier otra información relativa a la gravedad de la infracción». En ese caso, volverán a «evaluar la decisión de no certificar esta orden de detención europea». 

El juez Llarena cursó la euroorden tanto a la Justicia escocesa como al sistema Sirene, en este último caso, para que la policía escocesa detuviera y pusiera a disposición del juez a la exconsellera. Se desconoce, por ahora, si la Justicia escocesa ha tomado una decisión similar a la de Sirene o si, por contra, la euroorden en los tribunales de Edimburgo sigue su curso.

El problema recae en el delito 

Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, el problema reside en que la sedición en la legislación de Reino Unido es una cuestión de orden público y no un delito contra el Estado, como se entiende en España, de ahí que consideren una desproporción entregar a la consejera. 

Además, en un comunicado, la defensa de la exconsellera de Enseñanza ha apuntado a la existencia de «contradicciones» y «divagaciones» en el documento de 59 páginas enviado por Llarena —por ejemplo, que el magistrado empezara el relato de hechos en 2012 cuando Ponsatí asumió el cargo en 2017—, como los motivos de las aclaraciones solicitadas. 

Se trata de la segunda euroorden de detención que se emite contra Ponsatí por su papel en la celebración del referéndum del 1 de octubre de 2017 en Catalunya, declarado ilegal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here