El recurso contra la sentencia del ‘crimen de la GUB’ se resolverá el 6 de octubre

La Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya resolverá el próximo martes, 6 de octubre, el recurso presentado por las defensas de Rosa Peral y Albert López contra la sentencia que les culpó por el asesinato de Pedro Rodríguez.

López (i), Peral y Rodríguez (d).

Las defensas de Rosa Peral y Albert López, condenados a 25 y 20 años de prisión, respectivamente, por el conocido como ‘crimen de la Guardia Urbana’, podrán resolver el recurso presentado contra dicha sentencia el próximo martes, 6 de octubre, ante la sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

El pasado mes de mayo, tras conocerse la sentencia definitiva que condenaba a Peral y a López a 25 y 20 años de prisión por el asesinato con alevosía de Pedro Rodríguez —agente de la Guardia Urbana, como los dos condenados, y pareja de Peral en mayo de 2017, cuando falleció— las defensas de los dos acusados presentaron un recurso, exigiendo su nulidad y/o la repetición del juicio. Ambos discrepan tanto del veredicto del jurado popular que les declaró culpables como del fallo judicial y los motivos con los que lo justificaron.

Durante la vista, los acusados tendrán que estar presentes y verse las cara de nuevo. Aunque, como ha podido saber este medio, la defensa de Rosa Peral ha solicitado que la exagente de la Guardia Urbana asista a la sesión de forma telemática, a través de videoconferencia.

Sentencia a base de conjeturas

En el recurso, de más de 100 páginas, la defensa de Peral, ejercida por la letrada, Olga Arderiu, afirma que «todo el proceso y la sentencia están faltos de garantías procesales y se han vulnerado sus derechos de defensa». En concreto, la defensa de la exagente de la Guardia Urbana sostiene que las acusaciones vertidas contra ella son «a base de meras conjeturas, hipótesis, elucubraciones, sospechas… pero, en absoluto se aporta base probatoria alguna que las sustente».

Por otro lado, en el recurso presentado por José Luis Bravo, letrado de Albert López, se argumenta, en la misma línea que Arderiu, desde el quebrantamiento de la presunción de inocencia o la denegación de pruebas que considera esenciales, hasta la falta de motivación del veredicto por parte del jurado popular, indefensión o la vulneración a un proceso con todas las garantías.

La polémica declaración con mímica

Entre los argumentos que han despertado más debate se encuentra la polémica declaración con mímica que realizó, telemáticamente, Antonia G., la actual pareja del exmarido de Rosa, Rubén Carbó, y padre de sus dos hijas. Las tres declaraciones de Antonia en fase de instrucción «son diferentes y contradictorias», considera la defensa de Peral. «El propio presidente del Tribunal no las aceptó durante la vista oral», añade. Como se recordará, Antonia dijo que la hija de Rosa Peral —que en aquel momento tenía seis años— le contó que había visto a su madre manchada de sangre. Según Antonia, la niña le dijo que había visto a Pedro adormecido y tambaleándose.

El presidente del Tribunal entendía que se trataba de declaraciones referenciales y no las admitió, pero, según el recurso, el Jurado sí tuvo en cuenta el lenguaje gestual de Antonia durante el juicio.

Esta declaración ha configurado un eterno debate entre las dos defensas, pues Bravo sí que la considera relevante al entender que su veracidad demostraría que Pedro estaba muerto cuando llegó su representado y solicita al TSJC que se le vuelva a interrogar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here