El prófugo Pascual Arxé, el hombre de las mil identidades

El ex presidente de Eurobank e imputado por el caso de los ERE dispone de pasaportes falsos según la policía

El prófugo Pascual Arxé, el hombre de las mil identidades
Eduardo Pascual Arxé en busca y captura por el caso Eurobank puede estar utilizando hasta 6 pasaportes con distinto nombre

Mientras Interpol y la policía de Burkina Faso, buscan cómo y con qué dinero plantearse la búsqueda del presunto estafador y prófugo de la justicia, Eduardo Pascual Arxé, el grupo de fugitivos de la policía española recuerda la extraordinaria facilidad con la que el ex banquero consigue pasaportes falsos o con identidad falsificada.

Primero se escondió en Bolivia

Este grupo policial reitera en sus informes que Pascual Arxé, antes de ser detenido hace un año en Burkina Faso se refugió en Bolivia, donde contactó con una mujer con quien acabó casándose y, en consecuencia, pudo así obtener el pasaporte y la tarjeta de identidad de aquel país, unos papeles que le permitieron saltar de continente en continente con total impunidad.

Marcelino Monasterio

Según un informe elaborado por el Grupo de Localización de Fugitivos del Cuerpo Nacional de Policía, Pascual Arxé eligió el apellido Monasterio (o Monasterios) para su nueva identidad española y sustituyó el nombre Pascual por el de Marcelino.

Con esa identidad se trasladó a Bolivia y consiguió una nueva y segura cobertura documental tras casarse con la ciudadana boliviana Paula Verónica M.V., una residente de La Paz, 20 años más joven que él. Según los datos de registro civil el matrimonio se firmó en la población de Cochabamba, región de Cercado.

Se estima que gracias a la nacionalidad boliviana, el fugado llegó a manejar seis pasaportes con nombre diferentes.

Búsqueda internacional

En el momento de su detención, que se produjo en Uagadugú (capital de Burkina Faso) el 17 de mayo de este año, Pascual Arxé estaba siendo buscado por los Juzgados Centrales de Instrucción números 6 y 7 de la Audiencia Nacional.

Le acusan de haber desviado 12 millones de la contabilidad del banco para su uso particular y de haber participado en la fraudulenta liquidación de Eurobank tras su quiebra. Eduardo Pascual está imputado, además, en el caso de los ERE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here