El presunto asesino de indigentes trató de huir de prisión

En prisión provisional desde el pasado mes de mayo, el hombre que sembró el miedo en Barcelona tras, presuntamente, matar a golpes a tres indigentes, trató de huir de la prisión de Brians 1 (Barcelona) tan solo un mes después de ser encerrado.

El presunto asesino de indigentes trató de huir de prisión
Los Mossos custodiando la caravana en la que se refugiaba el sospechoso en Les Planes (Sant Cugat) / EFE

El presunto asesino de tres indigentes en la ciudad de Barcelona habría intentado huir de la prisión de Brians 1 (Sant Esteve Sesrovires, Barcelona) trepando por los conductos de ventilación, tan solo un mes después de ser encarcelado. Así lo ha adelantado la compañera de la Cadena Ser, Anna Punsí.

Según la información publicada, Thiago Fernandes Lages, el brasileño de 35 años, acusado de asesinar a golpes a tres indigentes en Barcelona el pasado mes de abril (en pleno confinamiento) intentó huir por un conducto de la ventilación hasta que fue pillado in fraganti por un grupo de funcionarios. Los hechos sucedieron el pasado 10 de junio, tan solo 40 días después de que el investigado entrase en prisión. Tras este episodio ingresó en la Unidad de Hospitalización Psiquiàtrica de Brians 1 y, más tarde, fue trasladado al Módulo 4 de la prisión de Quatre Camins, en la Roca del Vallès (Barcelona). Desde entonces tienen activado el protocolo anti huidas, lo que implica un seguimiento especial.

Detenido en pleno confinamiento

Thiago F.L. fue detenido en Sant Cugat (Barcelona) a finales del pasado mes de abril. Se refugiaba en una caravana, visiblemente desvencijada, que había estacionado en la urbanización de montaña de Les Planes, una zona integrada en el parque natural de Collserola. Lo identificaron como el presunto autor de tres asesinatos en la ciudad de Barcelona a tres personas sin hogar.

El primero de los crímes se registró el 16 de abril, en la puerta del Auditorio de Barcelona. El segundo, dos días después, en la calle de Casp, cerca de la plaza de Urquinaona. Y, el tercero, el lunes 27, cerca de la Sagrada Familia, horas antes de su detención. Todos ellos, en el mismo barrio: el Eixample de Barcelona. Todos ellos, con el mismo modus operandi: les destrozaba la cabeza con objetos contundentes que obtenía de las obras de los aledaños.

Identificado en controles por el coronavirus

El sospechoso fue identificado, previamente a su detención, tanto por la Policía Local de Sant Cugat del Vallès, como por agentes de los Mossos d’Esquadra, en el marco de los controles policiales por el cumplimiento de la cuarentena ante la crisis del coronavirus. Al parecer, según ha podido saber eltaquigrafo.com, el hombre se habría saltado el confinamiento en reiteradas ocasiones antes de su detención, momentos en los que fue identificado.

Finalmente fue detenido tras perpetrar el último de sus crímenes cuando volvía a su refugio de Les Planes (Sant Cugat, Barcelona). Los agentes encontraron en su caravana la ropa que habría llevado para perpetrar los asesinatos, captada por distintas cámaras de videovigilancia de la ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here