El padre de Yéremi Vargas, detenido por agredir sexualmente a su hija

El juez lo ha dejado en libertad aunque con una orden de alejamiento de la menor de trece años. Mientras tanto la policía continúa investigando estos hechos, a los que ha dado credibilidad

El padre de Yéremi Vargas, detenido por agredir sexualmente a su hija
El padre de Yéremi Vargas en una entrevista por la desaparición de su hijo en 2007 | Antena3

Juan Francisco Vargas, el padre de Yéremi Vargas, el niño al que se le perdió la pista en 2007 al sureste de Gran Canaria, ha sido detenido durante la madrugada de este lunes por, presuntamente, agredir sexualmente a su hija de 13 años. 

La detención se ha producido después de que la propia menor denunciara los abusos ante la policía de Gran Canaria, según informan fuentes cercanas al caso a Europa Press. Los agentes decidieron proceder a la detención del progenitor tras haber dado «alta credibilidad» al testimonio de la menor denunciante. 

En libertad con orden de alejamiento

En los últimos minutos, el Juzgado de guardia de Las Palmas de Gran Canaria ha decretado libertad provisional para Vargas, aunque continúa siendo investigado como presunto autor de un delito de agresión sexual a la menor, a la que no podrá acercarse debido a una orden de alejamiento impuesta por el juez, según han desvelado fuentes judiciales a Europa Press. Asimismo, tal y como confirma el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, el padre de Yéremi y de la denunciante se ha acogido a su derecho a no declarar. 

14 años sin Yéremi

La detención de Juan Francisco Vargas se ha producido casi quince años después de la desaparición de su hijo, Yéremi Vargas, que conmocionó a toda España. El niño, que en aquel momento tenía 7 años, desapareció mientras jugaba en un descampado cercano a la casa de sus abuelos maternos, en la localidad de Santa Lucía de Tirajana, al sureste de Gran Canaria. El único sospechoso fue Antonio Ojeda, alias “El Rubio”, que cumplió condena por abusos a otro menor mientras jugaba en la calle. Sin embargo, finalmente se retiraron los cargos en su contra por falta de pruebas. Desde ese momento, la investigación se encuentra en punto muerto. No obstante, catorce años después, su familia no ha dejado de buscarlo. 

publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here