El padre de Yéremi Vargas, detenido de nuevo por abusos a otra menor

La segunda denunciante es una menor, también de 13 años e hija de otra de sus exparejas, que tras enterarse de la noticia de su detención, le ha confesado a su hermana que ella también fue víctima de los abusos sexuales de Vargas

El padre de Yéremi Vargas, detenido de nuevo por abusos a otra menor
Una segunda menor lo acusa de haber abusado de ella sexualmente | T5

Juan Francisco Vargas, el padre de Yéremi Vargas, el niño de siete años que desapareció en 2007 en el sureste de la isla de Gran Canaria, ha sido detenido de nuevo por la Policía Nacional tan solo dos días después de haber quedado en libertad después de que su hija lo denunciara por una presunta agresión sexual. 

Aunque el juez decretó para él la libertad con una orden de alejamiento y la prohibición de comunicarse con la menor, ahora ha sido detenido de nuevo después de que otra niña, también de 13 años e hija de otra de sus exparejas, haya denunciado ante la policía que ella también fue víctima de los abusos de Vargas. 

Los hechos habrían sucedido en Puerto del Rosario, Fuerteventura, mientras la madre de la presunta víctima y Juan Francisco mantenían una relación sentimental, que se rompió en diciembre de 2020. Tal y como ha explicado la adolescente, al ver la noticia de la primera denuncia contra el ahora arrestado, confesó a su hermana que ella también había vivido lo mismo. La hermana lo puso en conocimiento de la madre de la menor y ambas la acompañaron a una comisaría a denunciar lo sucedido. 

Los agentes de la UFAM (la Unidad de Atención a la Familia y Menores de la policía) se trasladaron desde Las Palmas de Gran Canaria hasta Puerto del Rosario para tomar declaración a la segunda denunciante. Después de escuchar la versión de la niña, a la que también dieron credibilidad, procedieron a la inmediata detención de Vargas. 

publicidad

Vargas niega los hechos

Tras quedar en libertad después de su primera detención, Juan Francisco Vargas negó las acusaciones de su hija y señaló a la madre de esta, su expareja, como responsable de un presunto “complot” orquestado en su contra. 

Además, explicó su propia versión de cómo transcurrieron los hechos aquella noche. Según él, después de varios meses sin ver a su hija, la niña se metió en la cama con él, su actual pareja y el hijo de su novia, para ver una película juntos. Siempre según su versión, Juan Francisco se quedó dormido porque estaba cansado después de un largo día de trabajo y se despertó con los gritos de la niña que, tras una llamada telefónica de su madre, lo acusaba a gritos de haberla violado. De la impresión que le causó la gravedad de estas acusaciones, se desmayó. Sin embargo, la versión de la niña dista completamente de la de su progenitor y, aunque confirma que efectivamente se encontraban en la cama viendo una película, no tiene dudas sobre la agresión sexual sufrida por parte de Vargas. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here