El mosso acusado de cohecho acumula una denuncia previa por un presunto robo

Marc Fortiana, el mosso en excedencia y principal inculpado de la trama delictiva que implica a cuatro agentes, ya habría sido denunciado y despedido con anterioridad por robar, presuntamente, en un local donde trabajaba.

El mosso acusado de cohecho acumula una denuncia previa por un presunto robo
El mosso en excedencia ya habría sido denunciado y despedido con anterioridad por un presunto robo

Marc Fortiana, el principal acusado en la trama de cohecho que llevó a la detención de cuatro mossos d’esquadra el pasado viernes por orden del Juzgado de Instrucción 1 de Rubí, ya habría sido denunciado con anterioridad por, presuntamente, robar en ele establecimiento donde trabajaba como jefe de seguridad.

Sustraía dinero de la caja

Según ha podido saber eltaquigrafo.com, los hechos ocurrieron en un conocido restaurante de la Barceloneta, donde el ex mosso era el encargado de la vigilancia. Las cámaras de seguridad habrían captado, en varias ocasiones, como el acusado sustraía dinero directamente de la caja registradora del local, para introducirlo en su chaqueta. Estos hechos dieron lugar al fulminante despido de Fortiana, así como a una denuncia por parte de los propietarios del local.

El agente en excedencia, que sí habría realizado algunos trabajos auxiliares para la seguridad de Leo Messi pero que nunca fue su guardaespaldas personal, mantenía una relación sentimental con otra de las detenidas, una agente de mossos en activo perteneciente a la unidad ARRO de la policía autonómica. De hecho, cabe recordar en este sentido, que los acusados habrían utilizado una furgoneta de dicha unidad para amedrentar a los ahora denunciantes por una deuda que habían generado con la empresa Double Group, dirigida por Fortiana.

El denunciante tiene antecedentes por estafa

A su vez, el principal denunciante contra los cuatro mossos d’esquadra es un hombre de 25 años, de origen libanés, con antecedentes por estafa en la compraventa de criptomonedas y de productos de alta gama. Sin embargo, esta persona no ratificó su denuncia ante el juez de instrucción, lo que dejó únicamente a la Fiscalía al frente de la acusación contra los cuatro agentes. Fue precisamente la falta de ratificación por parte del denunciante que se acordó la libertad de todos ellos, incluido el principal acusado, previo pago de una fianza de 85.000 euros. Sin embargo, si hubiera habido la ratificación de la acusación particular, sumada a la de la Fiscalía, probablemente se hubiera decretado prisión provisional para todos los acusados.  

publicidad

La expareja se ratifica

Quien sí ha ratificado la denuncia contra los cuatro mossos ha sido la expareja del principal denunciante. Ella es una mujer joven, perteneciente a una de las familias más importantes de Barcelona, y que en estos momentos se encuentra fuera del país, lo cual obligó a que su declaración se realizara por videoconferencia. La mujer, que se encuentra profundamente afectada por estos hechos, habría sido una de las principales víctimas de esta trama, ya que sus joyas fueron sustraídas, presuntamente, por el acusado, al dejar de recibir el pago por los servicios de seguridad prestados al chico libanés.

Además de adeudarle estos pagos, el acusado habría hecho un préstamo de 15.000 euros al denunciante que nunca le devolvió. Fue el intento de cobro de estas deudas lo que motivó a los acusados a la retención del hombre y a la sustracción de las joyas, así como a la personación de la mencionada furgoneta de los Mossos d’Esquadra ante la casa de la mujer con los otros tres acusados en su interior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here