“El Melillero” se declara en huelga de hambre

El Juzgado de Violencia de Género que instruye el caso considera que el ataque con ácido a su exnovia y una amiga de esta fue premeditado y califican los hechos como un intento de doble asesinato

“El Melillero” se declara en huelga de hambre
José Arcadio, "el Melillero" , durante su traslado a la prisión malagueña de Alhaurín de la Torre | EFE

No pasaron ni 24 horas desde que el juez ordenó su ingreso en prisión cuando José Arcadio D.N, alias “el Melillero”, se declaró en huelga de hambre. A los funcionarios del centro penitenciario de Alhaurín de la Torre la reacción de este sujeto, que defiende su inocencia, no los ha pillado de imprevisto. José Arcadio es un viejo conocido. Ya estuvo entre rejas en esta misma cárcel en el año 2014, cuando se le acusó de haber participado en la agresión de un interno al que sujetó para que otro recluso lo golpease. “El Melillero” pasó también por el centro de Morón de la Frontera (Sevilla) donde continuó alimentando su fama de preso conflictivo. 

En aislamiento

José Arcadio se encuentra en un módulo de aislamiento de la prisión malagueña. Así lo ha decidido la dirección del centro penitenciario. La medida impide que pueda moverse por la prisión y cruzarse con otros reclusos en aras de garantizar su seguridad, ya que en el centro hay internos de Cártama y Casabermeja, localidades de las víctimas, que podrían tomar represalias contra “El Melillero”. Además, por el protocolo anticovid debe pasar una cuarentena obligatoria de diez días en los que solo podrá abandonar su celda durante una hora al día para ducharse, realizar llamadas telefónicas, dado que cumple una prisión preventiva pero comunicada, o para hacer compras en el economato. El interno se ha declarado en huelga de hambre ante esta decisión de aislarle y defiende su inocencia.

Intento de doble asesinato

Ayer la jueza del Juzgado de Violencia de Género número 3 de Málaga envió a prisión al último de los colaboradores de “el Melillero”. El individuo fue quien le prestó su coche, un Volkswagen Golf, para que persiguiera a las dos víctimas hasta Cártama, donde las roció con el líquido corrosivo. Este Juzgado de Violencia sobre la Mujer considera que el ataque con ácido sulfúrico de una pureza del 98% fue premeditado y por eso califican los hechos como un intento de doble asesinato y no de homicidio en grado de tentativa como lo consideró el lunes el Juzgado de Guardia de Fuengirola.

Roció a dos mujeres con ácido

El martes pasado, en la localidad malagueña de Cártama, José Arcadio roció con ácido sulfúrico a su expareja, Sandra, y a la amiga de esta, Cristina, provocándoles quemaduras en el rostro, el cuello y otras partes del cuerpo. Las dos chicas continúan hospitalizadas y su estado es muy grave a causa de las profundas heridas que les causó el ácido. Sandra se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos con un 45% de su cuerpo abrasado y las vías respiratorias afectadas. Su amiga Cristina, según ha adelantado el diario Sur, ha sido intervenida con éxito en las últimas horas por el Servicio de Cirugía Plástica aunque tendrá que volver a pasar por quirófano para recibir un injerto. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here