“El Melillero” se apoyó en el “policía rapero”

Un expolicía corrupto y expulsado del cuerpo, que participó en un videoclip con narcotraficantes, íntimo amigo de “el Melillero”

“El Melillero” se apoyó en el “policía rapero”
A la izquierda de la imagen el expolicía durante una fiesta con "el Melillero", en el centro | Instagram

A raíz del brutal ataque con ácido sulfúrico a dos mujeres en Cártama, la marginal biografía de José Arcadio, alias “el Melillero”, ha salido a la luz. A pesar de su juventud (tan solo tiene 26 años) su vida ha estado marcada por la violencia, las malas compañías y las conductas delincuenciales. Con algunas de sus amistades comparte, precisamente, algunos de los cargos que este individuo lleva sobre su espalda. 

De hecho, uno de los amigos de “el Melillero” con el que aparece posando en una fotografía mientras disfrutan de una fiesta, es un viejo conocido de los medios. Y de la pasma. Se trata de un expolicía nacional destinado en el aeropuerto del Prat (Barcelona), expulsado del cuerpo por su pertenencia a una banda organizada. En concreto, este individuo se dedicaba a atracar y robar la mercancía a otros narcos. 

Amistad de gimnasio

La amistad entre José Arcadio y él se fraguó en un gimnasio de Fuengirola, localidad en la que “el Melillero” residió una temporada. Compartían su pasión por el deporte y por el trapicheo. Ambos fueron detenidos por delitos relacionados con el narcotráfico. Su historial delictivo los llevó a coincidir en la Costa del Sol, epicentro del crimen organizado, donde acaban gran parte de los miembros de bandas internacionales por su cercanía con el jugoso Estrecho de Gibraltar y donde la opulencia y los lujos del narcotráfico se mimetizan con las “altas esferas” establecidas en esta zona. 

No es una casualidad que este expolicía haya terminado aquí, donde ahora trabaja como segurata en locales de moda. Tampoco lo es que en las imágenes junto a “el Melillero” aparezca posando al lado de unos platos de DJ. Este sujeto compartió en el pasado pantalla, como extra en un videoclip, con otro de sus excompañeros del cuerpo.

Un videoclip delator 

El diario digital Crónica Global publicó en su día los vídeos, hoy eliminados, del amigo de “el Melillero” bailando a ritmo de rap. La pasión por este género musical, y por la ostentación, la compartía con el líder de la organización criminal a la que pertenecía. A su capo, Rashid Gdari, le gustaba fardar de dinero y coches de lujo en la red. Aunque Gdari cumplía condena en la prisión de La Modelo, movía los hilos del narcotráfico desde dentro. 

Fueron precisamente estos videoclips, y el elevadísimo tren de vida (absolutamente incompatible con los ingresos de un agente del CNP), lo que puso a los investigadores en alerta. Los agentes identificaron a los dos policías durante sus visitas a su capo Gdari en prisión. Poco después, ambos fueron detenidos. La investigación constató que ambos pertenecían a una red de extorsión y robo a otros clanes del narcotráfico. 

Si ya lo dice el refrán: Dios los cría y ellos se juntan.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here