El melillero: camina o revienta

Las dos chicas siguen hospitalizadas y su estado es grave. Sandra tiene las vías respiratorias afectadas por la inhalación de vapores corrosivos y quemaduras en el 45% de su cuerpo mientras que a su amiga le ha abrasado el 25%

El melillero: camina o revienta
El coche de José Arcadio ha sido localizado en la población malagueña de Mijas | EFE

Tras una persecución de película, José Arcadio D.N., más conocido como “el melillero” por haber nacido en la ciudad autónoma de Melilla, consiguió darse a la fuga. En unos audios enviados a sus amigos cuatro días antes de rociar a su expareja y a la mejor amiga de esta con ácido sulfúrico de una pureza del 98%, el melillero les confesaba que tenía pensado irse “para arriba un tiempecito”. Los investigadores temen que el presunto agresor de esta brutal agresión machista haya planeado su huida a Marruecos. 

«¿A dónde va?», «¿Viaja en el coche alguien a parte de usted?» son las presuntas que más repiten los agentes estos días en las inmediaciones de la población malagueña de Mijas, donde se le perdió la pista a José Arcadio el pasado miércoles. Los investigadores no dan tregua a este fugitivo al que hace unos días estuvieron a punto de atrapar. 

En total formaron parte del dispositivo una treintena de vehículos de Policía Nacional, Guardia Civil y policías locales de varios municipios malagueños. Tras detectar mediante sensores con lector de placas de matrícula el vehículo del melillero circulando por la A-7, los agentes decidieron ir por esta vía con coches camuflados y provocar un embotellamiento. Todo salió según lo previsto y, en cuestión de minutos, se formó un gran atasco. Una vez el tráfico se detuvo, se bajaron de los vehículos y comenzaron a registrar los coches atrapados. El melillero, al verse acorralado, realizó una brusca maniobra y se abrió paso por el arcén a una velocidad de más de 200km/h, donde estuvo a punto de arrollar a un guardia civil que realizó varios disparos a los bajos del Volkswagen Golf del fugitivo, sin éxito. 

Tras la espectacular persecución, el melillero consiguió burlar el cerco policial y dejar atrás a los agentes. Su coche se ha encontrado averiado en el municipio de Mijas, cerca del cementerio musulmán. De él, ni rastro. La zona, a pesar de ser residencial, se caracteriza por ser boscosa. Este hecho ha dificultado la localización del invididuo que, además, conoce el municipio como la palma de su mano por haber residido allí. 

¿Dónde se esconde?

Los investigadores temen que este joven, sobre el que pesan 20 detenciones, 7 órdenes vigentes de arresto y que suma delitos por robos, malos tratos, amenazas, tráfico de drogas o armas de fuego, entre otros, eche mano de los numerosos contactos que tiene en el Campo de Gibraltar. Al haberse dedicado al menudeo de droga, es probable que conozca a traficantes que realicen trayectos entre la península y el Magreb. Si el melillero consiguiese poner un pie en tierras africanas, tanto en Marruecos como en su Melilla natal, dificultaría enormemente su detención. Algunos medios apuntan, de hecho, que este delincuente ya vivió en el país vecino durante casi dos años, en los que permaneció escondido, huyendo de un intento de asesinato por parte de un famoso clan de Marbella.

Según ha adelantado El Mundo, también se relaciona con un policía nacional del aeropuerto de El Prat (Barcelona), investigado por vuelcos a traficantes, y que actualmente reside en Fuengirola, localidad en la que los investigadores sitúan el último domicilio conocido del melillero. 

El presunto agresor también tiene una hermana en Cádiz y familia en Alemania, aunque no le estarían prestando cobertura.

Reincidente 

A la larga lista de delitos se suma también el de violencia de género, así como una orden de alejamiento de una expareja y madre de su hijo desde 2016.  El motivo fue una brutal paliza en una discoteca. Por esta agresión tendrá que declarar ante el juez el día 27 de este mismo mes. 

La víctima huía de él 

Su ahora expareja, Sandra, había puesto fin a la relación sentimental que mantenía con José Arcadio a mediados de diciembre, después de una discusión en la que ella recibió un corte en la mano por el que necesitó asistencia hospitalaria. Desde ese momento la vida de la chica se convirtió en un infierno. Las amenazas, el acoso y las persecuciones a las que José Arcadio sometía a Sandra eran constantes. Sobrepasada por esta situación, precisamente el pasado martes la joven decidió irse a vivir una temporada a Cártama con su mejor amiga, Cristina, con la convicción de que poniendo tierra de por medio esta situación mejoraría. Sin embargo, su huida desató la furia del presunto agresor, que las persiguió y, aprovechando que se habían detenido en un paso de peatones, las roció con ácido.

Las dos chicas siguen hospitalizadas y su estado es grave. Sandra tiene quemaduras en el 45% de su cuerpo y las vías respiratorias afectadas por la inhalación de vapores corrosivos mientras que a su amiga Cristina le ha abrasado el 25%. Ambas han sufrido heridas profundas en el rostro y el cuello aunque, a priori, se cree que el ácido no ha dañado sus órganos vitales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here