El médico impostor que vendía títulos de medicina

El falso médico de Martorell vendía falsificaciones de titulación médica a otros estafadores a través de la red

El médico impostor que vendía títulos de medicina
Hospital Sant Joan de Déu de Martorell | https://fhsjdm.cat/

Un informe de los Mossos d’Esquadra, remitido al juzgado de instrucción que investiga al estafador que se hizo pasar por médico en plena crisis por el coronavirus en Martorell, revela que, al margen de haber falsificado sus credenciales sanitarias, el joven, de 21 años, también falsificaba otras documentaciones, acreditaciones y titulaciones médicas que vendía a través de Internet.

Así pues, Jesús Jiménez Oliva, en prisión desde el pasado 8 de abril, no solamente había falsificado su documentación y titulación médica, sino que, ofrecía, este mismo “servicio” a otros estafadores que encontraba por la red. Según el informe de los Mossos, al que ha tenido acceso eltaquigrafo.com por fuentes sumariales, la policía catalana ha identificado a, al menos, cinco compradores, uno de ellos en Ferrol (A Coruña). Por lo que, en esta localidad gallega, previsiblemente, también habrá alguien ejerciendo de doctor sin la titulación pertinente.

En Martorell firmó una defunción

El caso se destapó cuando el Hospital Sant Joan de Déu de Martorell (Barcelona) identificó, pasadas más de 24 horas de su contratación, que el joven Jesús Jiménez carecía de la titulación de medicina y que, por lo tanto, era un impostor. Lo más trágico de este suceso no fue, solamente, que el joven se había paseado por distintos centros hospitalarios ejerciendo de doctor, sino que en Martorell llegó a firmar, incluso, un certificado de defunción.

En plena pandemia por el coronavirus, José, de 83 años, fallecía en extrañas circunstancias, tras haber evolucionado favorablemente a los tratamientos.

Justo el día que el joven Jesús empezó a trabajar en dicho hospital, José alertó a sus familiares de que le habían cambiado la medicación. Horas más tarde fallecía, presuntamente, por coronavirus.

¿El impostor tuvo algo que ver?

La familia de José ha puesto el caso en manos del buffet Hernández Meca y está dispuesta a esclarecer las circunstancias en las que falleció su familiar y si este impostor tuvo algo que ver, ya que según apunta Borja Hernández, abogado de la familia, habría indicios para pensar que así fue.

De momento, y aún sin saber si fue una negligencia médica o un grave error en la contratación por parte del centro hospitalario, lo que la familia de José tiene claro es que el Hospital Sant Joan de Déu de Martorell no les ha sido transparente. La opacidad y las contradicciones en la información facilitada por el centro médico que han llevado a la familia del fallecido a presentar una denuncia para conocer la verdad.

La versión del hospital

Manel Álvarez, gerente del hospital de Martorell (Barcelona) ha dejado ya bien claro que «siempre comprobamos en origen los títulos, pero con la tensión de aquellos días tardaron unas horas más en hacerlo». Álvarez también ha subrayado en varias entrevistas que el falso médico «no tuvo actuación clínica» sobre el enfermo que murió de coronavirus, pero le tocó firmar la defunción».

Sin embargo, la familia no está convencida de ello y menos tras saber que ese mismo día le cambiaron la medicación y “le pincharon algo”, según les informó el propio José.

Los familiares del difunto quieren saber a cuántas personas más atendió el falso médico, cuáles fueron sus actuaciones y si éstas tuvieron consecuencias. Ya sea a través de una instrucción o de un procedimiento civil o contencioso-administrativo el abogado de la familia quiere llegar hasta el final de este asunto. Sobre todo, dada la opacidad y las contradicciones observadas tras la muerte de José.

Aunque por le momento no ha trascendido si hay más familias afectadas, el caso se complica tras conocer la envergadura real del delito, que va mucho más allá de las paredes del Hospital de Martorell. Con todo, Jesús Jiménez Oliva ya está en prisión provisional sin fianza después de declarar el pasado 8 de abril ante el magistrado de instrucción 5 de esta localidad.

3 Comentarios

  1. Este caso y el caso ‘Negritos’ cuentan con una gran diferencia, aquí ya se sabe quién entra preso, ahora solo falta saber quién paga los billetes que se reclaman.

    • Solo falta que la SER, envié a un becario a la prisión para poder entrevistar a este hombre, mientras esto se pone en trámite, podría ofrecerles una videollamada a tres entre el gerente del Hospital, el director de este y el abogado de la familia.
      Todo sea por pactar antes de llegar a juicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here