‘El ladrón de la burundanga’: de Valencia a Barcelona

El mismo individuo que presuntamente drogó a la camarera de Zona Franca, Lu, para poder robar la recaudación de la caja registradora del local fue localizado el pasado mes de enero en Valencia ejecutando el mismo modus operandi

El ladrón de la burundanga: de Valencia a Barcelona
Las cámaras de seguridad captaron el presunto robo. Lu, sentada a la derecha de la imagen, y el presunto ladrón, tras la barra, de espaldas. | Atlas

Como hizo con Lu, la camarera de Zona Franca, este individuo, bautizado ya como ‘el ladrón de la burundanga’, fue identificado el pasado 2 de enero en un bar de Mislata (Valencia), donde ejecutó el mismo modus operandi para robar la recaudación del local. El tipo, como repitió en Barcelona, aprovecha que el camarero se ausenta un momento de la barra del bar para colarse en el interior y echarle una sustancia en la bebida. «Me bebí la coca-cola y ya no recuerdo nada más», cuenta John, la víctima.

Minutos más tarde comenzó a sentirse mal, completamente drogado. Fue entonces, cuando el ladrón, con la ficticia intención de socorrerlo, aprovecha para saquear la caja registradora del local con total tranquilidad. Exactamente, lo que meses más tarde hizo en Barcelona con Lu, a quien drogó con las mismas intenciones.

De Valencia a Barcelona

Las imágenes, a las que ha tenido acceso la agencia de Atlas, de la familia de Mediaset, demuestran que se trata de la misma persona que entró en el bar de Barcelona y echó burundanga en el café de Lu, la camarera. En el caso de la Ciudad Condal, el ladrón, ataviado con un chaleco gris y un polo amarillo fosforito, vertió una sustancia blanquecina, que se hundió inadvertida en el café de la camarera, y esperó a que hiciese efecto.

Tal y como captaron las cámaras de seguridad, Lu continuó dando sorbos al café ajena a lo que acababa de suceder. Poco después, en las imágenes se aprecia como la mujer comienza a palidecer y a sentirse visiblemente indispuesta hasta sentarse, en un estado de semiinconsciencia, en una esquina de la barra. El ladrón esperó y cuando perdió el conocimiento le robó 2.000 euros.

Ambos casos en locales regentados por chinos

La comunidad china está en alerta y la imagen de este delincuente circula de móvil en móvil, ya que, según han podido recabar fuentes policiales, en los últimos meses ha cometido varios robos en la costa mediterránea y todos en negocios regentados por chinos. Por su parte, los Mossos han confirmado a eltaquigrafo.com que en Catalunya se trata del primer caso denunciado y aseguran que se ha abierto una investigación para esclarecer los hechos y detener al autor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here