El interno que se fugó en Terrassa, detenido en un taller de motos de Montcada i Reixac

Adrián Molina, que cumplía una condena en Lledoners, planeó su huida el 5 de abril, cuando tenía prevista una visita al dentista, en pleno centro de Terrassa. Dos meses después ha sido detenido en Montcada i Reixac

El interno que se fugó en Terrassa, detenido en un taller de motos de Montcada i Reixac
Adrián Molina, el preso de 22 años fugado en Terrassa / eltaquigrafo.com

Adrián Molina, el preso de 22 años que se fugó de la prisión de Lledoners, aprovechando una visita al dentista en Terrassa (Barcelona), ha sido detenido por agentes de los Mossos d’Esquadra en un taller de motos de Montcada i Reixac. El joven, que contó con la colaboración de dos cómplices para lograr su huida, estaba en situación de busca y captura desde el pasado 5 de abril. Los agentes llevan desde entonces siguiéndole la pista a través de las fotos y publicaciones que él mismo colgaba en sus redes sociales.

La detención se produjo este miércoles por la tarde, en un taller de reparación de motocicletas en la localidad de Montcada i Reixac, gracias, precisamente, a una imagen que Adrián Molina difundió en su perfil de Instagram.

Un plan orquestado con dos amigos

El reo, que cumplía una condena de 11 meses, planeó la huida el 5 de abril, cuando tenía prevista una visita programada al dentista, ubicado en pleno centro de Terrassa. Al salir del local, custodiado por dos agentes de los Mossos, un compinche se acercó a ellos, roció con un extintor a los agentes y, en medio del caos, ambos salieron corriendo.

publicidad

A pocos metros del dentista les esperaba el tercer cómplice en un BMW de color gris. Los tres se montaron al vehículo con matrículas robadas y se fugaron a toda velocidad por las calles del centro de la ciudad. Horas más tarde, publicaron en su cuenta de Instagram «libertad hermanos».

A la espera de reentrar en la cárcel

Adrián Molina está a la espera de pasar a disposición judicial y se volverá a decretar su entrada en la cárcel. Aparte de la condena por la que estaba preso en Lledoners, el joven tenía varios juicios pendientes por robo con fuerza y tentativa de homicidio.

No era la primera vez

Al parecer, ésta no era la primera vez que este interno de la prisión de Lledoners se fuga del centro de internamiento. Como pudo saber eltaquigrafo.com, Adrián Molina, considerado un reo muy peligroso y con gran ingenio (además de con buenos contactos fuera de la cárcel) ya habría protagonizado, como mínimo, otra fuga de película del centro de menores L’Alzina en 2019, según fuentes policiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here