El hombre que sufrió la amputación del pene no tiene antecedentes

Antes de pasar a disposición judicial, los Mossos d’Esquadra tratan de esclarecer qué pasó en el bar entre el propietario y su empleada en el momento de la agresión; así como también los presuntos abusos sexuales que sufría la mujer antes de agredir a su jefe.

El hombre que sufrió la amputación del pene no tiene antecedentes
El hombre que ha sufrido la amputación parcial de sus genitales es el dueño del bar "El sibarita de la Barca" / Sant Andreu TV

“A la espera de pasar a disposición judicial”. Detenida en la comisaria de los Mossos d’Esquadra de Martorell y a la espera de pasar previsiblemente este jueves a disposición judicial es como se encuentra la mujer, de 35 años, arrestada el lunes tras confesar haber seccionado el pene de su jefe, el propietario del bar “El sibarita de la Barca”, en Sant Andreu de la Barca (Barcelona). Él también declarará ante el juez cuando el cirujano que le ha operado tras la amputación, de permiso para ello. Por ahora, se encuentra fuera de peligro, ingresado en el Hospital de Bellvitge. Ella insiste en que lo hizo con el único objetivo de repeler una supuesta agresión sexual, práctica a la que estaba sometida, asegura, desde hace meses. Falta todavía por conocer la otra versión de los hechos.

Las últimas informaciones a las que ha podido acceder esta redacción apuntan a que no había denuncias previas entre ambos, ni siquiera antecedentes de ningún tipo. Un testigo que ha declarado ante los agentes que llevan el caso ha confesado que, aunque ahora no eran pareja, en el pasado habían mantenido un affaire. Parece que la relación se rompió y tan solo quedaba un trato laboral.

Ambos deberán comparecer ante el juez

Tras los hechos, registrados el pasado lunes, ambos se personaron en la comisaria de la Policía Local de Sant Andreu de la Barca con varios minutos de diferencia. Ella, que llegó después, quedó detenida de inmediato, acusada de un delito de lesiones y él será interrogado en el marco de una denuncia interpuesta por su empleada, donde le acusa de atentar contra su libertad sexual. Ambos deberán esclarecer los hechos ante el juez. La camarera, en sede policial, explicó, según dijo el inspector de los Mossos Oscar Carreras, las vejaciones y supuestos abusos que sufría de forma continuada por parte del dueño del bar.

Con todo, los agentes de la Unidad de Investigación de la comisaría de Martorell prueban de poner orden a lo qué pasó en el bar entre los dos y también los presuntos abusos sexuales que ha sufrido la mujer antes de agredir a su jefe.

publicidad

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here