El Grupo de Fugitivos de Barcelona no da tregua a la mafia georgiana ni en verano

La Policía Nacional ha detenido a cuatro fugitivos que se habían ocultado en la Ciudad Condal y que estaban siendo buscados por las autoridades alemanas y francesas. Se trata de dos georgianos, un francés y un alemán.

El Grupo de Fugitivos de Barcelona no da tregua a la mafia georgiana ni en verano
Dos georgianos, un hombre y una mujer, eran buscados por numerosos robos en Francia | CNP

Trabajaban a las órdenes de un vor v zakone. Él, cometiendo robos en domicilios y comercios de Francia y blanqueando el dinero obtenido ilícitamente durante estos asaltos mediante 150 transferencias en diversas entidades bancarias. Ella, como beneficiaria de las transferencias correspondientes al botín de los robos perpetrados por la célula criminal. 

Por estos delitos, penados en el país galo con, al menos, 10 años de prisión, la policía francesa buscaba a estos dos delincuentes georgianos. Sin embargo, tras varias pesquisas, los agentes descubrieron a finales del mes de junio que ambos podrían haber cruzado la frontera con España para huir de la justicia. Concretamente, los ubicaban en Barcelona. 

Tras varias comprobaciones del Grupo de Fugitivos del Cuerpo Nacional de Policía en Barcelona, los agentes localizaron su residencia en la Ciudad Condal. Allí, establecieron un dispositivo de vigilancia que les permitió detener a ambos individuos para ser puestos, posteriormente, a disposición judicial. 

Otros dos fugitivos detenidos en Barcelona

El equipo de la Policía Nacional especializado en la búsqueda de fugitivos ha arrestado a otros dos fugados en otras dos operaciones desarrolladas en la Ciudad Condal en los últimos días. 

publicidad

El primero de ellos fue detectado a finales del mes de junio. Se trataba de un ciudadano alemán buscado por las autoridades germanas por delitos de tráfico de drogas, tenencia ilícita y tráfico de armas y lesiones. Según la policía alemana, el fugado traficaba con diversas sustancias: marihuana, cocaína, éxtasis y metanfetaminas. Además, comerciaba con subfusiles con silenciadores y mira láser. Por su conocimiento sobre armas, se le consideraba un sujeto especialmente peligroso.  Finalmente, tras varias gestiones por parte de los agentes del CNP, el presunto delincuente fue localizado y detenido en las inmediaciones de su domicilio de Barcelona, donde se ocultaba.

La última intervención de éxito de esta unidad se saldó con el arresto de un ciudadano francés buscado por las autoridades de su país por tráfico de drogas y pertenencia a organización criminal. En este sentido, se encargaba de organizar el transporte de grandes cantidades de hachís procedente de España hasta Francia, donde se comercializaba. Estas rutas se realizaban a través de un vehículo como lanzadera. 

A principios del mes de julio los agentes de la policía nacional francesa advirtieron de la posible presencia del fugitivo en el centro de Barcelona. Como ya viene siendo habitual en este tipo de operativos, fue la detección de su pareja sentimental en la ciudad lo que puso en alerta a los investigadores. Los agentes solo tuvieron que esperar a que el francés se reuniera con ella. Tras establecer un operativo en el lugar en el que se habían citado, tal y como era de esperar, el buscado fue localizado y detenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here