El drama de la inmigración: jugarse la vida para llegar a la península

El hallazgo de dos inmigrantes ocultos en los bajos y en el techo de un camión durante un control en el puerto de Ceuta aumenta la preocupación entre los transportistas que cubren la ruta entre la ciudad autónoma y la península.

drama_inmigracion_peninsula
Un niño intenta entrar en la península escondido en el interior de un camión | CNP

Un mes después de la entrada masiva de más de 6.000 inmigrantes procedentes de Marruecos en Ceuta, la situación en la ciudad autónoma continúa siendo insostenible. Del total de personas que consiguieron cruzar al territorio español, se estima que unas 2.000 continúan malviviendo en las calles ceutíes. La desesperación de los migrantes por labrarse un futuro mejor los lleva a poner en riesgo sus vidas con tal de alcanzar el viejo continente. 

Este fin de semana la Policía Nacional ha localizado a dos inmigrantes ocultos en los ejes y en el techo de un camión a su paso por el puerto de Ceuta. Es la última imagen del drama de la inmigración. Los dos jóvenes se habían colado en sendos vehículos, sin el conocimiento de los transportistas, poniendo en grave peligro sus vidas para acceder al territorio peninsular.

La localización del primer sujeto fue posible gracias a la intervención de la Unidad de Guías Caninos, especializada en detección de personas, que se encuentra desplegada con motivo de la puesta en marcha de la operación Minerva 2021. Cuando fue rescatado, el joven llevaba varias horas oculto en un espacio muy reducido de los bajos del camión, expuesto a unas temperaturas altísimas. El otro inmigrante fue descubierto durante un control policial realizado en el puerto. Su reflejo en un espejo colocado estratégicamente sobre el arco por el que deben pasar los vehículos antes de embarcar delató al joven, que se había tumbado sobre el techo del camión con la intención de no ser descubierto. 

Los transportistas solicitan más controles

La Asociación de Transportistas de Ceuta ha mostrado su preocupación en las últimas semanas ante el aumento de estos episodios. Los camioneros lamentan tener que enfrentarse a continuos intentos de entrada ilegal a través de sus camiones cada vez que embarcan hacia Algeciras o Málaga. 

publicidad

Los polizones son jóvenes marroquíes que duermen en la zona portuaria y que aprovechan cualquier despiste de los conductores, mientras repostan combustible o revisan la carga, para colarse en los bajos de sus camiones. Esta práctica pone en riesgo la vida de los migrantes, dado que cualquier maniobra brusca puede hacerlos caer sobre el asfalto y morir aplastados por los ejes traseros del camión, como ya ha sucedido en alguna ocasión. Además, los transportistas expresan su inquietud ante la posibilidad de verse implicados en un accidente de estas características. Por eso, solicitan a las autoridades competentes que endurezcan las medidas de control para aliviar la presión en la zona portuaria y evitar una posible tragedia.

Operación Minerva

Estas dos actuaciones se han producido en el marco de la Operación Conjunta Minerva 2021, puesta en marcha por la Policía Nacional y coordinada por FRONTEX, en la que participan policías de Rumanía, Bulgaria, Países Bajos y Portugal. Esta Operación especial se desarrolla en los puertos marítimos de Algeciras, Ceuta y Tarifa, y su fin principal es hacer frente a los retos de la inmigración ilegal y la gestión policial en las fronteras, con especial atención al tráfico de personas y trata de seres humanos, tráfico de drogas y de vehículos, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here