El caso de Claudia Rodríguez sobrevuela el crimen de la Guardia Urbana

Tres días antes de su muerte, la joven reclusa había enviado una carta a Rosa Peral, que ya estaba en la prisión de Can Brians, advirtiéndole de que había sido víctima de un complot.

El caso de Claudia Rodríguez sobrevuela el crimen de la Guardia Urbana
La prisión de Wad-Ras en Barcelona y una imagen de Claudia Rodríguez

Claudia Rodríguez tenía 21 años cuando fue hallada muerta en su celda de Wad-Ras. Suicidio, determinaron los forenses. Pero Ana, la madre de Claudia, está convencida de que su niña fue asesinada en prisión por apoyar y defender a Rosa Peral.

La versión que le dieron los funcionarios de la prisión no coincide con lo que su hija le explicaba durante los vis a vis, ni siquiera en las cartas que se mandaban. Tres días antes de su muerte, la joven reclusa había enviado una carta a Rosa Peral, que ya estaba en la prisión de Can Brians, advirtiéndole de que había sido víctima de un complot. 

Según explicó la madre de Claudia a eltaquigrafo.com, su hija y dos reclusas más escucharon como otras dos presas hablaban de la ejecución de un complot contra Peral; querían hacer creer que la acusada por el crimen de la Guardia Urbana había pedido un sicario para matar a su exmarido. Según la mujer, en voz de su hija, el entramado estaba dirigido por la dirección de Wad-Ras y el concurso de las dos reclusas implicadas conllevaría una reducción de su condena. 

Claudia era amiga de Rosa. Claudia encontró en Rosa una figura amable y materna dentro de prisión, y estaba dispuesta a testificar a su favor y desmentir la versión de las otras dos reclusas. Eso, desgraciadamente, no fue posible, porque la joven Claudia fue hallada muerta en su celda. 

¿Suicidio?

Esta versión no convenció en absoluto a Ana. Hablaban cada fin de semana y, aunque Claudia sufría un trastorno de personalidad, estaba tratada y vigilada a diario por auxiliares de la prisión.

Su madre nos explica que la noche que falleció Claudia, un funcionario, con el que ésta había tenido problemas, mandó a las auxiliares abandonar el módulo donde se encontraba la joven, quien, a causa de su trastorno de personalidad, recibía una vigilancia especial. Por otro lado, el recuento se produjo 15 minutos más tarde de lo habitual y la joven fue hallada muerta con una bolsa en la cabeza. Nadie vio nada. 

Al parecer, se había suministrado una dosis letal de medicamentos. Pero ¿de dónde pudo sacar los medicamentos? ¿Los robó o se los suministraron a la fuerza? Todavía no hay respuestas para todo ello.  Claudia fue enterrada con signos de haber sufrido una asfixia mecánica. Su madre está convencida de que mataron a su hija para asegurarse su silencio.

1 Comentario

  1. Seguiré pidiendo el protocolo que dice que en caso de asesinato o muerte de un interno la policia cientifica tienen que entrar 5 horas mas tarde de los hechos . Recordemos los funcionatios de prisión no son agentes de autoridad , la juez es juez y no es investigadora ., a donde está la ropa de.mi hija si la cientifica cuando logran verla tiene pijama y llega a el imelec desnuda . La bolsa quien mando a tirarla , las sabanas .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here