“El caníbal de Ventas” se sienta en el banquillo de los acusados

La Audiencia Provincial de Madrid inicia este lunes el juicio contra el 'caníbal de Ventas' por estrangular a su madre, trocear el cadáver y comerse sus restos en 2019

“El caníbal de Ventas” se sienta en el banquillo de los acusados
Momento de la detención de Alberto S.G en febrero de 2019 | Policía Nacional

Este lunes Alberto S.G., más conocido como “el caníbal de Ventas”, se sienta en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid por el asesinato de su madre febrero de 2019. Entre finales de enero y principios de febrero, sin que se haya podido concretar la fecha exacta, tras una discusión entre madre e hijo, Alberto asfixió a su progenitora y, después de descuartizarla, se alimentó de su cadáver durante aproximadamente 15 días. 

La Fiscalía ha recordado que el acusado mantuvo una fuerte discusión con ella hasta llegar a las manos. Fue entonces cuando «sujetándola fuertemente por el cuello y, con el propósito de acabar con su vida, la presionó fuertemente hasta lograr estrangularla, causando su muerte por asfixia«. Posteriormente, trasladó el cadáver de su madre hasta el dormitorio de la vivienda, donde lo colocó sobre la cama y, «con el propósito de ir haciendo desaparecer su cuerpo», lo descuartizó con ayuda de dos cuchillos de cocina y de una sierra de marquetería. 

Con este mismo propósito, el acusado se alimentó durante 15 días, según el escrito de acusación presentado por la Fiscalía, “en ocasiones” de los restos cadavéricos de la víctima. Asimismo, guardó restos en varios recipientes que almacenó en la nevera y varias estancias de la casa y se deshizo de otras partes “arrojando también algunos de ellos a la basura dentro de bolsas de plástico».

Una amiga denunció su desaparición

El atroz crimen se descubrió después de que una amiga de la víctima presentase una denuncia por la desaparición de la mujer. La allegada estaba preocupada por su amiga, que vivía con un hijo que, según ella, podría tener problemas mentales. A raíz de esta información, la policía se dirigió a la dirección indicada y el presunto autor, lejos de negar los hechos, confirmó que su madre se encontraba fallecida y que tanto él como su perro se la habían comido. 

publicidad

Durante el juicio se conocerán los exámenes psiquiátricos practicados al acusado, que cuenta con una docena de antecedentes penales, casi todos, por maltrato a su madre.

Ahora, Albeto S.G. se enfrenta a una pena de más 15 años de prisión por un delito de homicidio y otro de profanación de cadáveres y a una indemnización de 90.000 euros para su hermano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here