El “Caníbal de Ventas” mató a su madre porque se lo pidieron “unas voces”

El acusado ha declarado no recordar haber descuartizado ni ingerido parte de los restos cadavéricos de su madre.

El “Caníbal de Ventas” mató a su madre porque se lo pidieron “unas voces”
El acusado de matar a su madre y comerse sus restos durante su declaración ante el jurado | EFE

Alberto S. G., conocido como «el Caníbal de Ventas», ha manifestado durante su primera declaración en el juicio, en el que se le juzga por un delito de homicidio y de profanación de cadáveres, que no recuerda nada del día en el que acabó con la vida de su madre. 

Su declaración en sede judicial contrasta con la ofrecida a los agentes que se personaron en su domicilio después de que una amiga de su madre presentara una denuncia por la desaparición de la mujer. «El perro y yo nos hemos ido comiendo a trocitos a mi madre», les dijo. Alberto no mentía cuando informó a los agentes, estupefactos, de lo que había hecho con su progenitora, Soledad, de 68 años. El joven la agarró por la espalda y la asfixió una mañana de principios de 2019 mientras desayunaba. Posteriormente, trasladó su cuerpo hasta una de las habitaciones y, sobre la cama, la descuartizó con una sierra de carpintero y dos cuchillos de cocina. Sus restos los repartió en varios envases de plástico que fue guardando en diversas estancias de la casa y de los que se deshizo en bolsas de basura. Pero, los investigadores creen, según su propia declaración, que el joven se alimentó de sus restos cadavéricos durante más de 15 días. 

Sin embargo, en una declaración confusa debido a la medicación que toma para tratar sus problemas mentales, el acusado dice no recordar ni el homicidio ni cómo descuartizó a su madre y alimentó con ella a su perro. Lo que sí ha afirmado ante la Fiscalía, que solicita 15 años de prisión para él, es que desde la adolescencia “oía voces” en la televisión y en su cabeza. En concreto, Alberto ha explicado que con 15 años comenzó a oír voces “de vecinos, de conocidos y de famosos” y que esas voces le decían que matara a su madre. “Mata a tu madre, te voy a descuartizar”, ha pronunciado durante su inquietante declaración. 

Ingresado en psiquiatría

A preguntas de la Fiscalía, el acusado ha asumido que su rutina cotidiana en aquel momento era “beber todo el día y fumar canutos”. Además, “veía la televisión, escuchando mensajes ocultos”. Su adicción a las drogas, que se remonta a su Erasmus en Grecia, provocó una situación tensa con su madre. A su regreso a España, el acusado pasó varias épocas ingresado en la unidad de psiquiatría del Hospital de la Princesa, en Madrid. Sin embargo, abandonó la medicación porque le producía “ganas de suicidarse”. 

A raíz de este hecho y de los comportamientos violentos de Alberto, su madre solicitó una orden de alejamiento. Desde ese momento, el acusado vivía entre la calle, una casa okupa en la que consumía drogas, y la casa de algunos amigos y familiares. Sin embargo, a veces su madre lo dejaba dormir en casa “por pena”, como él mismo ha reconocido. 

15 años de prisión

El joven, que se enfrenta a una pena de prisión de más 15 años de cárcel por un delito de homicidio y otro de profanación de cadáveres y al pago de una indemnización de 90.000 euros para su hermano, que declarará el viernes, asegura que las voces no lo han abandonado. “¿Sigues oyendo esas voces?”, le preguntó el Ministerio Fiscal. “No, otras”, respondió él. “Me llaman por mi nombre, me llaman asesino, a veces sí, a veces no”, zanjó el acusado su declaración. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here