El «caníbal de Ventas», culpable de matar y comerse a su madre

El jurado popular lo considera culpable, por unanimidad, de matar, descuartizar y comer parte del cuerpo de su madre. Sin embargo, no consideran probado que el joven pudiese estar atravesando un brote psicótico en el momento del crimen, por lo que no se le pueden aplicar eximentes ni atenuantes.

El ‘caníbal de Ventas’, culpable de matar y comerse a su madre
Alberto S.G. durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Madrid | EFE

El jurado popular ha considerado culpable, por unanimidad, a Alberto S.G., “el caníbal de Ventas”, de matar, descuartizar e ingerir parcialmente el cadáver de su madre tras una fuerte discusión en febrero de 2019. 

Además, los nueve miembros que componen el jurado popular, formado por seis mujeres y tres hombres, no consideran probado, también por unanimidad, que el joven pudiese estar atravesando un brote psicótico en el momento del crimen, por lo que no se le pueden aplicar eximentes ni atenuantes. 

El veredicto se ha conocido durante la tarde del miércoles, después de que la Fiscalía hubiese pedido durante el juicio, celebrado entre el 19 de abril y el 4 de mayo, una pena de prisión de quince años y cinco meses para Alberto por homicidio y profanación de cadáver. La Fiscalía mantenía que el acusado estaba «en plenas facultades mentales» cuando ocurrieron los hechos, que ahora el jurado ve probados.

Intentaba simular brotes psicóticos

Sin embargo, la defensa del joven, aunque reconocía el delito de homicidio, solicitaba una eximente por problemas mentales de su defendido, al que se llegó a referirse como “una persona enferma”, y solicitaba para él una pena de poco más de tres años de cárcel. Además, la defensa añadía que no fue debidamente acreditado durante el juicio que el acusado comiera partes de su madre y tampoco que no estuviese sufriendo un brote psicótico.

publicidad

Sin embargo, los médicos que lo atendieron en prisión certificaron durante la vista que no habían podido constatar que el joven sufra una patología psicótica. Lo que sí afirmaron es que en ocasiones el acusado ha intentado simular brotes, exagerando los síntomas. 

“Estoy muy arrepentido”

Durante la última jornada Alberto se desmoronó y, a diferencia del primer día de juicio en el que afirmó no acordarse de nada, pidió perdón por el crimen. «Estoy muy arrepentido, totalmente; sufro ansiedad desde que me levanto, pienso en mi madre y se me cae el alma al suelo«. Además de disculparse con su propia familia aprovechó la ocasión para dirigirse al jurado y pedir perdón «a todas las mujeres y a todas las madres».

Tras el veredicto del jurado popular la Sala anunciará en los próximos días la sentencia correspondiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here