El cadáver de Vigo estaba maniatado y amordazado

El cuerpo de la víctima fue localizado en el interior de su vivienda de Redondela, maniatado, amordazado y con la cabeza cubierta. Aunque no se ha confirmado la muerte violenta, todos los indicios apuntan a un crimen.

El cadáver de Vigo estaba maniatado y amordazado
El cadáver fue localizado durante la noche del sábado con signos de criminalidad | Europa Press

Un intrigante suceso ha conmocionado este fin de semana a los vecinos de Chapela, una pequeña parroquia del municipio pontevedrés de Redondela (Pontevedra). La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer las circunstancias de la extraña muerte de Roberto C.P., un vecino muy conocido en el pueblo, de 51 años, cuyo cadáver ha aparecido en el interior de su domicilio con presuntos signos de criminalidad. 

Amordazado y maniatado

Fue un amigo de la víctima el que, tras varios días sin noticias de Roberto, se acercó hasta su vivienda ubicada en la calle San Telmo de Chapela. Según adelanta el diario Faro de Vigo, este hombre se encontró la puerta de la casa cerrada con llave. En el interior, la música sonaba a todo volumen por lo que intuyó que Roberto podría encontrarse en el  interior de la vivienda. Ante la imposibilidad de abrir la puerta y de contactar con él por teléfono, el hombre rompió el cristal de la puerta principal. Fue entonces cuando se encontró con la dantesca escena. 

Roberto estaba tendido en el suelo del salón, atado de pies y manos y amordazado con la misma cinta que le anudaba las extremidades. La cabeza la tenía cubierta con un chaleco. El cuerpo se encontraba boca abajo, sin vida. 

Los agentes de Policía Científica de la Nacional, que se han hecho cargo de la investigación, tuvieron que derribar la puerta para acceder al domicilio. Por el momento, no se ha confirmado si el fallecimiento se trata de una muerte violenta aunque los primeros indicios apuntan a un crimen. 

Tenía antecedentes por tráfico de droga

Los investigadores tampoco conocen todavía el móvil de este presunto asesinato. Aunque la víctima tenía antecedentes por tráfico de droga, se remontan a hace dos décadas. Además, Roberto era una persona muy apreciada y conocida en Chapela, por lo que su muerte ha consternado a los vecinos de esta parroquia gallega. 

Será la autopsia preliminar, que efectuarán los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal (Imelga), la que arroje un poco de luz sobre este suceso lleno de incógnitas. Hasta el lugar de los hechos se han trasladado varios médicos forenses y efectivos de la Policía Científica y Judicial para la inspección ocular del domicilio, que no se encontraba desordenado, y la recogida de huellas en la verja de entrada. También se han peinado los alrededores de la vivienda en busca de pistas. Por el momento, los vecinos no han podido aportar mucha información sobre lo sucedido. Aunque en la segunda planta de la vivienda de Roberto residía un familiar suyo, ha declarado no haber escuchado nada extraño, además de la música a todo volumen. 

El Juzgado de Instrucción de Redondela en funciones de Guardia se ha hecho cargo del caso y ha decretado el secreto de sumario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here