El atracador que apuñaló a un farmacéutico, a prisión

El detenido, que acarrea ya otros 18 antecedentes previos, ha ingresado en prisión provisional por el atraco a una farmacia de Montbau en la que apuñaló repetidamente a un empleado

El atracador que apuñaló a un farmacéutico, a prisión
El atacante apoya el cuchillo sobre el mostrador mientras el empleado vacía la caja registradora | El Taquígrafo

El joven detenido por los Mossos d’Esquadra como presunto autor del brutal apuñalamiento a un farmacéutico en el barrio de Montbau durante un violento atraco, ha ingresado en prisión. 

Tal y como han confirmado al eltaquígrafo.com fuentes de los Mossos d’Esquadra, después de permanecer en dependencias policiales desde el miércoles, cuando fue detenido, este viernes ha pasado a disposición judicial y el juez ha decretado para él prisión provisional. 

El investigado, un joven de nacionalidad española de 27 años, acarrea otros 18 antecedentes a sus espaldas. De hecho, los investigadores no descartan que haya podido participar en otros golpes violentos a establecimientos comerciales de la capital catalana en los últimos días, aunque este extremo todavía no ha podido ser confirmado. 

12 puñaladas por un modesto botín

Los hechos por los que ha ingresado en prisión sucedieron hace una semana, el viernes 27 de agosto, en una farmacia del barrio de Montbau, en el distrito de Horta-Guinardó (Barcelona). Tal y como muestran las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del local, el atracador entró en una farmacia con un casco de moto puesto para evitar su identificación y se dirigió al empleado del establecimiento con un cuchillo de grandes dimensiones. Los tres clientes que en aquel momento se encontraban en el interior pudieron huir a través de la rebotica mientras el trabajador metía en una bolsa la recaudación de la caja registradora. 

publicidad

Sin embargo, aprovechando un descuido del atracador, el empleado intentó frustrar el asalto abalanzándose sobre él, pero el ladrón pudo zafarse y le asestó una docena de puñaladas antes de huir con un modesto botín: un móvil de alta gama y 150 euros. 

A los 18 delitos previos se suma ahora otros dos cargos: uno por robo con violencia y otro por un delito de lesiones contra el farmacéutico que, afortunadamente y a pesar de las alarmantes imágenes, solo resultó herido de levedad. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here