El asesino de Valga amenazó a su exmujer por Facebook horas antes de matarla

El autor confeso del triple crimen de Pontevedra ha llegado la mañana de este martes a los juzgados de Caldas de Reis y ha sido enviado a prisión sin fianza por orden de la juez.

El asesino de Valga amenazó a su exmujer por Facebook horas antes de matarla
El presunto asesino, llegando a los juzgados | TVG

José Luis Abet Lafuente, el autor confeso del asesinato, este lunes, de su expareja, su exsuegra y su excuñada en Valga (Pontevedra) salía de trabajar cuando decidió modificar su ruta habitual y dirigirse, pistola en mano, al domicilio de su expareja, donde vivía con los hijos menores de ambos. Horas antes de esta decisión mortal, podía leerse en el perfil de Facebook del asesino —perfil, ahora cerrado— mensajes con cierto tono amenazante hacia la que era la madre de sus hijos: “deja ya de ir de víctima, que cansas”.

El asesino de Valga, conocido como “el Moro”, habría usado un perfil de Facebook con el nombre de un hijo de una relación anterior para advertir a la fallecida (que era su segunda esposa) que “no manchara su nombre”, asegura el Diario de Pontevedra.

Discrepancias por la custodia de los menores

Los mensajes del asesino confeso evidencian divergencias entre ambos, sobre todo, en cuanto a la custodia de sus hijos de 7 y 4 años que, por cierto, presenciaron en directo el triple asesinato que perpetró su padre, matando a su madre, su abuela y su tía.

“Pero qué perdonas, que me metiste en un crédito de moito carallo”, “una casa a nombre de tus padres y como me negué a que lo pusieran en el catastro, vas y me pides el divorcio y encima no me dejas ver a los niños”, habría escrito el autor del triple asesinato horas antes de asesinarla.

Directo a prisión provisional

El juzgado número dos de Caldas de Reis (Pontevedra) ha recibido al homicida confeso y tras su declaración ha dictado prisión provisional, comunicada y sin fianza. El pase a disposición judicial, ante la magistrada del juzgado especializado en Violencia sobre la Mujer, Cristina Sánchez Neira, se ha producido este martes entre los abucheos de una multitud de manifestantes.

El auto de la juez, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, añade que se le investiga por la comisión de tres presuntos delitos de asesinato, lo que «podría dar lugar» a una pena de prisión permanente revisable.

Además, el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, que ha presidido el minuto de silencio ante la Subdelegación de Pontevedra, ha señalado que no hay constancia de que el acusado «tuviese capacidad de tener un arma en su poder», razón por la que se está estudiando la trazabilidad del arma, «para encontrar cómo lo ha adquirido, ver si ese revólver se ha utilizado en otras circunstancias y buscar cómo llegó a manos de esta persona».

Disparó a sangre fría

Al salir de trabajar, José Luis dejó atrás su actual domicilio, en Ames (A Coruña) y sorprendió a su exmujer a primera hora de la mañana. Sandra B.J., de 39 años, se disponía a llevar al colegio a los dos hijos que la expareja tenía en común. El hombre empleó un arma corta para disparar a la víctima, que estaba dentro de su coche, junto a sus dos hijos, que fueron testigos de lo ocurrido.

Tras acabar con la vida de su expareja, el homicida disparó contra su excuñada, Alba B.J., que estaba junto al coche llamando al 112 para alertar del suceso y, posteriormente, a pocos metros de allí, mató a su exsuegra, María Elena J.F., que acababa de llegar para auxiliar a sus dos hijas y proteger a sus nietos.

Los pequeños, que no han sufrido daños físicos, pasaron la mañana del lunes en casa de unos vecinos. Ambos se quedarán con un familiar directo que, en todo caso, no será su abuelo, según ha confirmado el alcalde de Valga, José María Bello Maneiro, dado que el equipo de psicólogos que atendió a los menores descartó esa opción al entender que no era «acertado» que residieran con él, dado que «allí faltan su abuela y su tía».

Se deshizo del arma y se fue a casa

Tras el tiple asesinato, José Luis volvió a su coche y se fue a casa, en Ames, donde convivía con su madre. Una vez allí, y consciente del crimen, fue él mismo quien llamó a la Guardia Civil a la espera de ser arrestado. A medio camino, antes de tomar consciencia de lo que había hecho, se deshizo del arma homicida lanzándola al río Tambre, a su paso por la zona de Trasmonte (Ames).

Agentes de la Guardia Civil han hallado este martes la pistola que, presuntamente, empleó José Luis Abet para asesinar a tiros a su exmujer, su excuñada y su exsuegra. Fuentes de la investigación han confirmado a EFE que el arma fue encontrada en la tarde de este lunes por especialistas del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil. El propio homicida fue quien indicó a los investigadores dónde localizarla.

Tres días de Luto en Valga

El ayuntamiento de Valga (Pontevedra) ha decretado tres días luto oficial por el triple asesinato cometido este lunes en la parroquia de Cordeiro y ha suspendido todas las actividades previstas para esas jornadas en «señal de dolor» por el crimen machista.

«Cuando todavía no cicatrizaron las heridas de la última víctima de violencia machista, esta mañana Valga despertó con un nuevo acto de violencia de género», ha expresado la concejala de Igualdad de Valga, Begoña Piñeiro, que ha expresado su «condena» ante estos asesinatos en un discurso apoyado enteramente por la corporación municipal, formada por PP, PSOE y Valga Viva.

La empresa donde trabajaba Sandra B.J., exmujer del homicida, STAC, también se ha posicionado públicamente contra el crimen machista. En la jornada de este lunes, este negocio, ubicado en el municipio de Padrón (A Coruña), cerró sus puertas, y en el contestador, el mensaje que se pudo escuchar fue «STAC, hoy lunes día 16, permanecerá cerrado por la trágica pérdida de nuestra compañera Sandra Boquete, víctima de un atentado de violencia de género. Rogamos entiendan la situación».

La hermana de Sandra, de 27 años y llamada Alba, era terapeuta del lenguaje en Amencer-Aspace y, como publicitaba en sus redes sociales, administradora de «Falando. Gabinete de Logopedia», un proyecto que defendía con gran entusiasmo. Familiares próximos a las víctimas han contado a EFE que la madre de ambas, María Elena, había superado una dura dolencia, un tumor, y estaba volcada por completo en su marido y en el resto de su familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here