El ‘Ángeles Alvariño’ desiste y abandona Canarias

La magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Santa Cruz de Tenerife ha tomado esta decisión al considerar que la búsqueda de los cuerpos es “completamente inabordable”

El ‘Ángeles Alvariño’ desiste y abandona Canarias
El buque oceanográfico abandona Canarias tras más de un mes de intensa búsqueda | EP

Después de un mes de intensa búsqueda, en jornadas ininterrumpidas de veinticuatro horas, los investigadores a bordo del ‘Ángeles Alvariño’ dan por imposible dar con los cuerpos de Anna Zimmerman y de Tomás Gimeno en la inmensidad del Atlántico. 

Los agentes de la Guardia Civil han trabajado hasta la extenuación y han puesto al buque del Instituto Español de Oceanografía al límite de su capacidad técnica. Su incansable esfuerzo hizo posible el hallazgo, casi milagroso, del cadáver de Olivia que, aunque devastador, arrojó luz sobre lo que Tomás Gimeno hizo con sus hijas el 27 de abril, el mismo día que desaparecieron las dos niñas. Recuperar el cuerpo de la mayor de las hermanas permitió saber que el padre nunca abandonó el archipiélago canario, como le hizo creer a su exmujer, y que lo que llevó a cabo fue un plan perfectamente estudiado, el doble asesinato de las menores, con el único objetivo de destruir a su expareja y madre de las dos niñas, Beatriz Zimmerman. Sin embargo, no contó con que las unidades especiales de la Guardia Civil moverían cielo, tierra y mar hasta resolver el caso. 

Los investigadores desisten en la búsqueda

Ahora, los mismos investigadores que solicitaron quedarse hasta encontrar, al menos, el cuerpo de Anna, han asumido que la búsqueda es “completamente inabordable”. Han revisado palmo a palmo, a profundidades de hasta 2.000 metros, todas aquellas zonas por las que creen que pudo pasar el filicida. 

El hallazgo reciente de dos pequeñas botellas de oxígeno, propiedad de Gimeno, animaron a los investigadores a continuar con el rastreo, creyendo que su cadáver estaría cerca. Pero tras más de una semana peinando exhaustivamente la zona, no han encontrado ni rastro del asesino. Los agentes creen que las corrientes marinas pudieron arrastrar, en la misma dirección que su barca, a Tomás Gimeno. Además, la escarpada orografía marina en este punto del océano, que presenta desniveles verticales, fosas y cavidades, ha dificulta técnicamente la exploración. 

publicidad
El ‘Ángeles Alvariño’ ha puesto rumbo hacia el puerto de Cádiz tras más de un mes en aguas canarias | Marine Traffic

Finalmente, tras haberse reunido con el responsable de la embarcación, la jueza que instruye el caso da por zanjada la búsqueda y comprende que se han agotado todos los esfuerzos. La magistrada ha autorizado el regreso del buque gallego a Cádiz y reconoce que sería prácticamente “imposible” dar con el paradero de los dos cuerpos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here