Droga a una camarera y le roba ante los clientes en Barcelona

Las cámaras de seguridad captan el momento en el que un supuesto cliente vierte una sustancia en la bebida de la trabajadora y la induce en un estado de semiinconsciencia. El presunto ladrón ha conseguido huir con un botín de 2.000 euros.

Droga a una camarera y le roba ante los clientes en Barcelona
Las cámaras de seguridad captaron el presunto robo. Lu, sentada a la derecha de la imagen, y el presunto ladrón, tras la barra, de espaldas. | NIUS

El pasado miércoles 17 de marzo Lu, de 64 años, subió la persiana del establecimiento en el que trabaja, un bar situado en la Zona Franca de Barcelona, como cualquier otra mañana. Un hombre ataviado con un chaleco gris y un polo amarillo fosforito, un uniforme que recuerda al de los operarios de limpieza, esperaba en la entrada de la cafetería, todavía cerrada. Teniendo en cuenta que el bar de Lu se ubica cerca de la zona portuaria de la Ciudad Condal, no es de extrañar que los trabajadores merodeen a las puertas de la cafetería cuando aún no ha salido el sol para tomarse un desayuno caliente antes de comenzar la jornada. 

Lu abrió las puertas del local y dejó su bolso tras la barra. Ese día tenía que abonar unos implantes en el dentista así que llevaba en su monedero más dinero del habitual. Una vez abierto el negocio, comenzó a colocar la terraza. El operario, oculto tras el  anonimato que le ofrecía una mascarilla de color azul, le ofreció su ayuda para montar las mesas del exterior, pero Lú la rechazó. No se fiaba de los desconocidos. 

Una vez la cafetería estuvo en marcha, el hombre se colocó en la barra, donde Lu se estaba bebiendo un café con leche y le pidió un cortado y un croissant. La camarera le sirvió la consumición y se giró unos segundos para guardar el dinero en la caja registradora. Ese instante fue suficiente como para que el hombre vertiese una sustancia indeterminada en la bebida de ella. Para cuando el polvo blanquecino se hundió en el café, el cliente ya había ocupado una mesa y se había puesto a desayunar. 

Tal y como han captado las cámaras de seguridad, a las que ha tenido acceso Telecinco, Lu continuó dando sorbos al café ajena a lo que acababa de suceder. Poco después, en las imágenes se aprecia como la mujer comienza a palidecer y a sentirse visiblemente indispuesta hasta sentarse, en un estado de semiinconsciencia, en una esquina de la barra. 

El ladrón la auxilió para pasar inadvertido

Ante la estupefacción de los clientes, preocupados por el estado de enajenación en el que se encontraba la mujer, agolpados tras la barra para abonar sus cuentas, el misterioso operario aprovechó para acceder al interior de la barra con el pretexto de ayudarla. El hombre, que se mostró muy servicial, los invitó a abandonar el local, mientras le mojaba la frente a la víctima con un botellín de agua para que recuperase el conocimiento.

La grabación registra nueve minutos en los que el presunto agresor hace todo un paripé delante de hasta seis clientes mientras, con gran habilidad y disimulo, logra hacerse con el botín: más de 2.000 euros repartidos entre el bolso de la mujer y la caja registradora.

El primer caso en Barcelona

Aunque inicialmente Lu rechazó ser trasladada por una ambulancia hasta un centro de salud, finalmente tuvo que recibir atención hospitalaria en el Hospital Clínic de la capital catalana. Consciente de lo que estaba sucediendo, la mujer interpuso una denuncia en la comisaría de Sants-Montjuic. Ahora, los Mossos d’Esquadra esperan los análisis toxicológicos para conocer con qué sustancia fue drogada la empleada mientras el presunto ladrón la desvalijaba sin que esta pudiese reaccionar. Se trata del primer caso conocido por la policía en la ciudad de Barcelona en el que un caco haya utilizado este modus operandi para culminar un atraco. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here