Dos internos de la prisión de Mas d’Enric en busca y captura tras darse a la fuga

Uno de ellos tenía permiso para ir a ver a la familia. El otro durante una visita al centro de Tarragona. Ambos, compañeros de celda, cumplían condena por distintos delitos de robo

Dos internos de la prisión de Mas d’Enric en busca y captura tras darse a la fuga
Los dos presos se fugaron de la prisión de Mas d'Enric en Tarragona / Diari Més

Dos internos de la prisión de Mas d’Enric (Tarragona) se han dado a la fuga durante sus permisos penitenciarios. Ambos reclusos, compañeros de celda y de condena, pues los dos cumplían una pena de prisión por un delito de robo, se encuentran en estos momentos en paradero desconocido. Los Mossos d’Esquadra han iniciado una investigación para encontrarlos con la mayor brevedad posible y sospechan que ambos lo planearon conjuntamente.

Las fugas, si bien las separan algunas horas de diferencia, se han producido en un espacio corto de tiempo esta misma semana, lo cual ha puesto en alerta a las fuerzas de la seguridad y a los funcionarios del centro penitenciario del que se han escapado. Según ha avanzado el medio Diari de Tarragona: uno se fugó durante un permiso para ver a su familia; y, el otro, durante una excursión programada por el centro de la ciudad. Ahora, los dos están en búsqueda y captura.

Distintas penas por el delito de robo

En el primero de los casos fue la familia quién advirtió al centro penitenciario que su familiar no tenía intenciones de volver a prisión. Según apunta el mismo medio, al parecer vació su celda antes del permiso, repartiendo sus pertenencias entre los compañeros. El segundo, se dio a la figa duranta una visita al centro de Tarragona, para visitar varios centros terapéuticos de la ciudad. Al parecer, se excusó diciendo que quería comprar un helado y no volvió con el grupo.

publicidad

Los dos presos, según ha podido saber el medio local tarraconense, los individuos habían cometido varios robos. El primer preso que se ha dado a la fuga es un hombre español de aproximadamente 30 años, que cumplía condena desde el año 2016 por estos mismos delitos; la fecha de salida de cárcel estaba fijada en 2028, si bien no era la primera vez que pisaba un centro penitenciario. El segundo criminal, de 35 años y cuya nacionalidad no ha trascendido, terminaba su condena en dos años, en 2024, por robos. 

EL caso de Adrián Molina

No es el primer caso de fuga que se da en las prisiones catalanas en los últimos meses. El pasado 5 de abril Adrián Molina, un preso de 22 años, se fugó de la prisión de Lledoners, aprovechando una visita al dentista en Terrassa (Barcelona). Un mes más tarde fue detenido por por agentes de los Mossos d’Esquadra en un taller de motos de Montcada i Reixac. El joven, que contó con la colaboración de dos cómplices para lograr su huida, estaba en situación de busca y captura. Los agentes llevaban desde su fuga siguiéndole la pista a través de las fotos y publicaciones que él mismo colgaba en sus redes sociales.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here