Dos detenidos en Valencia por quemar a una mujer que se negó a prostituirse

Uno de los arrestados es tío de la víctima, que tiene 28 años y se encuentra en estado grave.

Dos detenidos en Valencia por quemar a una mujer que se negó a prostituirse
Entrada al servicio de urgencias del hospital La Fe | HOSPITAL-LAFE.COM

El Juzgado de Instrucción, número 6, de Valencia, en funciones de guardia, acordó este lunes el ingreso en prisión provisional para los dos detenidos acusados de tentativa de homicidio por rociar con alcohol a una joven, sobrina de uno de ellos, y prenderle posteriormente fuego. La víctima continúa ingresada en estado grave en la unidad de Quemados del Hospital La Fe de Valencia, debido a las graves quemaduras que sufrió en el cuello, la cara y la parte superior del pecho.

La primera hipótesis apuntan a que el brutal ataque fue una represalia porque la joven se negó a prostituirse para saldar una deuda. La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación. 

Al hospital, en vehículo policial 

Agentes de la Unidad de Convivencia y Seguridad de la Policía Local acudieron a la una de la madrugada del lunes a la avenida Real de Madrid alertados por una llamada al teléfono de Emergencias, tal y como ha adelantado Levante-EMV. Al llegar allí, según han indicado al citado periódico fuentes municipales, los policías encontraron a la joven con quemaduras en la cara, el cuello, el pecho y las manos. Junto a ella estaba su tío. Los agentes solicitaron una ambulancia para trasladar a la mujer, pero ante la tardanza de los servicios médicos y la aparente gravedad de las heridas, decidieron transportarla directamente al Hospital La Fe en el vehículo policial. 

Mintió a los agentes por miedo 

En un primer momento, todavía en la calle, la mujer contó a los agentes que un camello del barrio le había prendido fuego tras rociarle la ropa con alcohol «por una deuda de drogas». Su relato fue, sin embargo, interrumpido por su tío «de forma brusca», según consta en las diligencias policiales.

Ya en el hospital, camino de ser atendida en la unidad de Quemados, al volver a ser preguntada por los agentes, la mujer explicó que en la agresión, además del supuesto traficante, había participado su propio tío, que en ese momento se encontraba en la sala de espera, y que la quemaron por «no querer hacer lo que querían». La mujer aseguró que no lo había contado en presencia de su familiar por miedo; «ya sabes lo que me va a pasar cuando salga», afirmó.

Los agentes detuvieron al tío de la víctima en el hospital y, al registrarlo, descubrieron que llevaba encima tres mecheros de gas de color azul. El arrestado dijo que eran de su hijo, una explicación que no convenció a los policías. El otro sospechoso fue detenido poco después por agentes de la Guardia Civil, en su casa del barrio de La Torre. Ambos hombres están acusados de tentativa de homicidio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here