Doce años de prisión para un joven que violó a una menor en Manresa

El joven negó en el juicio que se conocieran, a pesar de que se encontró semen con su ADN en la ropa interior de la víctima, quien arrastra, todavía, secuelas psicológicas.

Doce años de prisión para un joven que violó a una menor en Manresa
Manresa tiene cerca de 80.000 habitantes | JOSEP RENALIAS

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 12 años de prisión a un joven por violar a una menor en un descampado de Manresa (Barcelona). El joven quedó con la hermana de un amigo suyo en una zona apartada e intentó besarla y tocarla. El chico, a pesar de la negativa de la menor, la agredió sexualmente, aunque después lo negó durante el juicio. El agresor deberá alejarse de la víctima y no comunicarse con ella durante diez años más tras la pena de prisión, y tendrá cinco años de libertad vigilada una vez sea excarcelado. Además, deberá indemnizarla con 20.000 euros.

Según considera probado el tribunal, sobre las 17.00 horas de la tarde del domingo, 12 de febrero de 2017, el acusado Mauro Andrés QS, ecuatoriano, de 23 años, se encontró cerca de un instituto de Manresa con la menor, de 14 años, hermana de un amigo suyo y con quien se había citado a través de Instagram. Fueron a pasear y, durante el trayecto, el chico la intentó besar, lo que la menor esquivó. También intentó tocarle el culo, pero la chica le apartó las manos. A continuación, bajo la cubierta de un garaje, el joven le intentó tocar la zona púbica, pero ella se opuso.

Tras la negativa de la joven…

Finalmente, en un descampado más allá de la zona universitaria de Manresa, el chico la hizo sentar en el suelo y le dijo que quería «hacerlo» con ella, algo a lo que la menor no estaba dispuesta. En un momento determinado, con la menor tirada en el suelo, el chico la penetró vaginalmente a pesar de la resistencia de la menor, que pensaba que el chico la pegaría si se resistía aún más.

La chica tuvo secuelas psíquicas como trastorno adaptativo con ansiedad, que afecta levemente sus actividades habituales, y requiere aún psicoterapia. Aunque el joven aseguró durante el juicio que no conocía la menor y que no se había citado con ella, la versión de la chica fue convincente, ya que, además, lo explicó los días posteriores a varias personas. Además, se encontró semen con el ADN del chico a la ropa interior de la menor. Por todo ello, el tribunal condenó este jueves al joven a 12 años de prisión.

1 Comentario

  1. Cualquier violación bien esclarecida como es en esta ocasión, debería ser Cadena perpetua y trabajo dentro de la prisión para el coste que acarrea al Pueblo, por su mantención.
    Un violador no tiene reinserción, lo mismo que un asesino.
    ¿Son las 8 salimos ya a tocar las Palmas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here