Doble intento de asesinato en la Mina

Dos cuidadanos georgianos, apuñalados por miembros de un clan de etnia gitana vinculada al narcotráfico tras una trifulca y al sospechar que eran confidentes de la policia.

Doble intento de asesinato en la Mina
El barrio de la Mina en Barcelona y un agente de la Brigada Móvil de los Mossos | fotomontaje TQ

Este domingo, sobre las 18:00 horas, dos hombres de origen georgiano —según la policía, posibles conseguidores habituales de heroína—, han resultado brutalment apuñalados en la Mina en lo que, según fuentes policiales, podría tratarse de un ajuste de cuentas entre clanes de etnia gitana vinculados al narcotráfico, y el colectivo de georgianos, relacionados con delitos de robo y hurto en viviendas que, desde hace meses, se han instalado en este barrio de Sant Adrià de Besòs (Barcelona).

Tras la agresión, vecinos de la Mina vinculados a los clanes de etnia gitana que han participado en la pelea, han realizado batidas por el barrio dedicándose a apalear a ciudadanos georgianos, toxicómanos y a clientes habituales de algunos camellos de la Mina.

Situación «límite»

Fuentes policiales no oficiales han confirmado a eltaquigrafo.com que la situación que se vive en el barrio es «límite» y reconocen que «nos falta información y, si no se dota de más efectivos y los responsables políticos no se toman este asunto muy en serio, esto va a acabar en una catástrofe».

Desde hace algunos meses, distintos grupos de hombres de origen georgiano, la mayoría con numerosos antecedentes por robos en pisos, se han instalado en el barrio de la Mina. Allí, encuentran, con suma facilidad, sustancias estupefacientes, a las que buena parte de estos ladrones son adictos.

Tras la desaparición del «supermercado de la droga» existente en el barrio de Can Tunis (Barcelona), la Mina se ha convertido en una de las principales plazas de la província para la venta tanto de sustancias estupefacientes como de objetos y productos procedentes de robos.

Descontrol total

Hasta el momento, la actividad criminal se había multiplicado en el barrio ante una apatía policial absoluta, pero de unos meses a esta parte, la Mina vive descontrolada y, como dice un agente de la Brigada Móvil (antidisturbios), «Nos hacen dar vueltas por el barrio, en dos furgonetas, sin saber a dónde vamos ni contra quién hemos de ir».

Al cierre de esta edición, los heridos habían sido trasladados al hospital del Mar (herido de extrema gravedad) y al hospital del la Vall d’Hebron. Ambos han recibido puñaladas en el pecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here