Doble asesinato en Parla: ya hay un detenido

La Policía Nacional ha detenido esta madrugada en Madrid a un hombre de 52 años por su presunta participación en el doble asesinato de la freiduría Espuela de Parla

Doble asesinato en Parla: ya hay un detenido
Bar Freiduría La Espuela, donde fueron encontrados dos cadáveres / Google Maps

Novedades en el doble asesinato de la freiduría Espuela de Parla: La Policía Nacional ha detenido esta madrugada en Madrid a un hombre de 52 años por su presunta participación en los hechos. Se trataría de un hombre que no tiene antecedentes y que es conocido de las víctimas, el dueño del bar, Rubén M.R., y un amigo conocido suyo, ambos españoles de 62 y 51 años, respectivamente.

A la espera del resultado de las autopsias

Cabe recordar que tras descartar que una explosión accidental en el cocina del bar fuese el origen de las dos muertes, la policía conformaba que las víctimas habían sido degolladas por una tercera persona. Las primeras hipótesis, adelantaba El Mundo, giran en torno a un posible bronca por asuntos relacionados con el tráfico de estupefacientes o una deuda económica. Sin embargo, apuntan fuentes policiales al citado medio, “todavía es pronto para descartar otras motivaciones”. Por ahora, prosiguen este jueves las autopsias que se están realizando en el Instituto de Medicina Legal.  

Según las primeras informaciones, ambos cuerpos presentaban heridas compatibles con arma blanca, golpes en la cabeza, en el pecho y otros cortes defensivos, como consecuencia de un posible enfrentamiento.

publicidad

Un camarero del bar vecino dio el aviso

Con todo, fue David, el camarero de un restaurante cercano a la freiduría, quien avisó pasadas las 15 horas del miércoles a la Policía. Se asomó al local, pues le extrañó que a esas horas aún no estuviera abierto. Al acercarse se percató del fuerte olor a pólvora, y observó como el cristal de la puerta se había roto y los fragmentos habían quedado esparcidos por el suelo del pequeño bar. Al mirar hacia el interior, vio los dos cuerpos sin vida, uno a cada lado de la barra, ambos ensangrentados.

En un primer momento, se creyó que una explosión podría haber causado la muerte de Rubén y de su amigo, pero poco después se confirmó el doble asesinato. En el lugar de los hechos, los agentes hallaron un cuchillo y unas tijeras con sangre. También había restos quemados en la cocina, por lo que se sospecha que el asesino o asesinos la prendieron intencionadamente para borrar huellas y entorpecer la posterior investigación policial.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here