Disparan al aire para disuadir a un grupo de vecinos tras una persecución

Durante una persecución policial, el vehículo que huía se estrelló contra una vivienda. Los agentes que detuvieron a uno de los ocupantes, en un barrio conflictivo de Figueres, tuvieron que lidiar con la presión de más de 100 vecinos que empezaron a increparles.

Disparan al aire para disuadir a un grupo de vecinos tras una persecución
Los Mossos detuvieron a uno de los dos ocupantes del vehículo | MOSSOS

Grave incidente en Figueres (Girona) esta domingo, cuando, en el trascurso de una persecución policial, el vehículo que huía de los Mossos d’Esquadra terminó estrellándose contra una vivienda de la calle Major de dicha localidad gerundense. Los hechos sucedieron alrededor de las cinco y media de la tarde de este domingo: una patrulla de seguridad ciudadana de la comisaría de Figueres intentó parar a un coche para identificar a su conductor y al copiloto.

Éstos huyeron y se inició la persecución por las calles del barrio de Sant Joan, uno de los más conflictivos de la ciudad por la alta presencia de clanes, muchos de ellos de etnia gitana, dedicados al tráfico de estupefacientes. Tras el accidente, los agentes pudieron detener al copiloto, mientras que el piloto se dio a la fuga. En el maletero hallaron una caja con cogollos de marihuana.

Un centenar de vecinos increpó a los agentes

Durante la actuación, y en especial durante el registro del vehículo, se congregaron en el lugar un centenar de vecinos para increpar a los agentes, que estaban solos y sin refuerzos. Según consta en las diligencias policiales, los hombres y mujeres que rodearon el coche patrulla increparon e incluso intentaron agredir a los policías.

Cuando los dos agentes vieron en peligro su vida, sin poder marcharse del lugar de los hechos, desenfundaron el arma reglamentaria y efectuaron, entre los dos, media docena de tiros al aire para disuadir a los concentrados y poder irse del lugar. Una vez que llegaron los refuerzos a la zona se produjo una mediación con los vecinos más indignados y la protesta se resolvió sin más incidentes. Nadie resultó herido.

Casi atropellan a un peatón

El incidente tuvo lugar este domingo sobre las 17.20 horas. Un Citroen Xsara rojo con dos ocupantes se saltó un control policial y empezó una persecución policial en el barrio de Sant Joan. En la huida casi atropellan a un peatón y acabaron estampándose contra una casa en la que se encontraba una familia de la que, por suerte, nadie resultó herido.

El detenido es un hombre de nacionalidad española y 25 años que este lunes ha pasado a disposición judicial. Cuenta con antecedentes y ayer fue detenido por delitos contra la salud pública, daños materiales, resistencia a la autoridad y desobediencia. El conductor del coche, por el momento, se encuentra huido, pero los Mossos confían en poder detenerlo en las próximas horas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here