Dioses y Monstruos: Risto Mejide

Oye, mira a ver, que comparar al juez Salomón con Risto Mejide es como comparar a Dios con un gitano. ¡Pues no te creas! Allá andará…

Dioses y Monstruos: Risto Mejide
Risto Mejide

Ángel Gabilondo es como un Buda erudito, trajeado y atiborrado de Prozac.
-Sí, pero también es calvo, redicho y con rostro protagonizado por unas friqui-gafas que casi leen solas.
-Esa descripción me recuerda a Risto Mejide.
-¡No me digas que tú también has notado que Risto Mejide se parece a Ángel Gabilondo en joven!
-En tal caso será a Ángel Gabilondo en versión espídico-valenciana de la Ruta del Bacalao.
-Sí, eso: Risto Mejide, bien mirado, se diría que parece más el hermano pequeño de Ángel Gabilondo que el propio Iñaki Gabilondo

Hay individuos que, jugando de adultos a lo mismo que jugaban de niños, consiguen salir adelante. Así Risto Mejide, galán español superador del landismo, cuerpo sin ambigüedad efébica como un gladiador o como un personaje guerrero con espadón de los que la novela Ivanhoe, cabeza de quien se ha quedado prematuramente calvo para llamar la atención, rostro fenicio, y egipcio, modales de doctorado en chulería de discoteca pija, ha logrado triunfar por méritos propios en la televisión.

¡Y lo ha hecho mediante un personaje salomónico tan dotado de suficiencia como de severidad malahostiada pero bien justificada!

-Oye, mira a ver, que comparar al juez Salomón con Risto Mejide es como comparar a Dios con un gitano.
-¡Pues no te creas! Allá andará…

publicidad

Risto Mejide, que, como buen publicista doctorado en discordia para no pasar desapercibido, empezó siendo jurado estricto de talent shows donde había más show que talento (Operación Triunfo), conserva esa aspereza verbal refinada con la que parece que ya se defendía en el cole de lo de “pobre niño rico”… ¡Pero tiene nivel!

Por eso ahora, tras haber pasado con gloria por la fase de entrevistador a lo Mercedes Milá aunque sin la clase de chica liberada y agresiva de Mercedes Milá, sino más bien con su propia clase (Chester), se ha desatado en televisión en un talent show llamado Got Talent en el que sí hay mucho talento (y en el que él muestra el mismo personaje de siempre; no la toquéis más que así es la rosa, decía Juan Ramón Jiménez). Y, también, con un Sé lo que hicisteis pero dedicado a la política en vez de a los cotilleos, en el cual, a base de pluralismo, criterio, opiniones contrastadas, independencia insobornable y fino juicio crítico, nuestro presentador parece verdaderamente un periodista político de raza… ¿Será de verdad Risto el hermano de Iñaki Gabilondo?

El caso es que da caña arriba, abajo, al centro y pa dentro (lo cual resulta de lo más estimulante). Y no se casa con nadie….

¡Eso sí que es independencia, y no lo de Puigdemont!

He dicho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here