Detenido un conductor bebido que intentó apuñalar a los agentes que le pararon

Los policías tuvieron que movilizar varios efectivos para poder reducir y esposar al individuo

La Policía Local tuvo que movilizar varios efectivos para poder reducir al conductor

La Policía Local de Platja d’Aro, municipio costero de la provincia de Girona, ha detenido a un conductor bebido que intentó clavar un cuchillo a los agentes cuando lo pararon. El arrestado, que tiene 47 años y no es del municipio, estaba circulando de manera temeraria y sin hacer caso de las señales de tráfico. Los policías que le dieron el alto vieron de inmediato como presentaba síntomas evidentes de ir bebido.

El hombre, sin embargo, se negó a hacer la prueba de alcoholemia, insultó a los policías y terminó sacando un cuchillo de grandes dimensiones de debajo del asiento, con el que intentó atacarles. La Policía Local tuvo que movilizar varios efectivos para poder reducir al conductor y ponerle las esposas.

Se alteró y sacó un cuchillo de grandes dimensiones

La detención tuvo lugar este pasado domingo, poco antes de las cinco de la madrugada, estando la región de Girona ya en fase 1 de desescalada. La Policía Local de Platja d’Aro lo paró después de que se saltara una señal de ‘STOP’ y, cuando el infractor abrió la puerta del coche, los agentes se dieron cuenta de que desprendía un fuerte hedor a alcohol. Los policías le pidieron que se sometiera a la prueba de alcoholemia, pero el hombre se negó de manera reiterada y bastante violenta.

Estaba muy alterado, comenzó a insultar a los policías y, de repente, sacó un cuchillo de grandes dimensiones de debajo del asiento.

El infractor blandió el arma delante de los policías y les intentó atacar. Para reducirlo, fue necesario movilizar más efectivos. La Policía Local lo arrestó y lo trasladó hasta el CAP para que le hicieran una revisión médica – donde volvió a montar otro altercado – y luego traspasó la detención los Mossos.

1 Comentario

  1. Almica mía, como esta el personal con el alcohol.
    Intentando atacar a padres de familia que garantizan el orden día a día pues son la autoridad.
    Con la miseria que cobran y encima estos inadaptados que son de impulsos de abrir la boca y no parar de tragar alcohol y todo lo que les echen, entran en ira e intentar atacar a nuestros héroes.
    Que susto, Dios mío.
    Estará en la cárcel ya.
    Que se pudra y no salga nunca más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here