Detenido por simular un cáncer y un secuestro para mantener su relación sentimental

Un hombre de Gijón ha sido detenido tras interponer una denuncia falsa y enviar mensajes de amenaza anónimos a su pareja. El acusado, que está a la espera de juicio, asegura que todo lo hizo por amor y para evitar que ella le dejara.

Simuló un cáncer y un secuestro para mantener su relación sentimental
Un hombre de 56 años ha sido detenido en Gijón tras elaborar una historia falsa que las autoridades han acabado desmantelando / Archivo

En el amor, no vale todo. La violencia no vale, las amenazas no valen, las coacciones tampoco. Sin embargo, hay quienes se piensan que pueden hacer cualquier cosa para mantener a quien tienen al lado atándolo bajo amenazas y agresiones físicas, morales o psicológicas. En ese caso, un hombre de 56 años ha sido detenido en Gijón tras elaborar una historia falsa que las autoridades han acabado desmantelando. Un relato que incorporaba un falso cáncer, un secuestro simulado y cartas anónimas a su pareja. Todo, por “amor”.

Amenazas si colgaba fotografías en Instagram

La primera parte de esta rocambolesca historia, ahora a la espera de juicio, empieza con una serie de cartas anónimas amenazadoras a su pareja. Según explica la Comisaría del CNP de Gijón en una nota de prensa que ha recogido Europa Press, la mujer había denunciado este hecho ante las autoridades. Desde el mes de febrero ha ido recibiendo sobres blancos en los que no había franqueo ni remitente.

El contenido de los sobres eran folios manuscritos amenazándola con hacerle daño si seguía publicando fotografías en Instagram. Además, en algunas de las misivas se revelaban datos muy concretos de su vida personal, con lo cual sospechaba que la persona que las escribía era muy cercana a ella o que la estaban espiando. 

Durante este período el hombre no reconoció ser el autor de las cartas y siguió adelante con la relación de una manera de lo más peculiar. Pocos días después de que su pareja interpusiera la denuncia, el hombre también acudió a las autoridades. No para reconocer su culpa, sino para denunciar haber sido víctima de un secuestro. 

publicidad

Luego, vino el “secuestro”

Explicó que un individuo le había amenazado con un arma blanca tras acompañar a casa a la mujer y que esta persona le había llevado a un parque cerca de la playa de Arbeyal donde le esperaban dos hombres más. Según su versión, los tres le amenazaron y le animaron a dejar la relación con su pareja, además de hacerle un corte en la pierna. 

Un relato que hizo sospechar a los agentes, que vieron que no constaban registros recientes en centros sanitarios. Algo que también les llevó a la conclusión de que el cáncer terminal que decía padecer era mentira. Todo era una coartada para evitar que su pareja le dejara. 

Y, finalmente confesó

Ante tantas incongruencias, al hombre no le ha quedado más remedio que confesar que la denuncia que interpuso era falsa. Algo que ya constituye delito. Al no tener antecedentes penales ni reseñas policiales ha sido puesto en libertad con cargos a la espera de juicio. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here